Un mazazo macrista contra Precios Cuidados

Un mazazo macrista contra Precios Cuidados

Por decisión del Gobierno, en sintonía con el empresariado, desde enero y hasta marzo la cantidad de productos de los Precios Cuidados descenderá abruptamente de 512 a 80. Sólo subsistirán los de “primerísima necesidad”, sostuvieron las partes.

1789
0

Por Alejandro Palladino

El programa Precios Cuidados recibió un durísimo golpe por parte del Gobierno macrista: de los 512 productos de la lista actual, a partir de enero será de sólo 80. Si bien la cifra no fue precisada, ese es el número aproximado que baraja el Gobierno en concordancia con el sector empresarial. El acuerdo se pactó el lunes durante una reunión entre funcionarios del gabinete nacional  y cincuenta empresarios y proveedores del mercado masivo de los supermercados, entre los que se encontraban los seis titulares de las cadenas mayores.

La medida se suma a una lista de decisiones políticas en materia económica que tienen como patrón común favorecer a los sectores concentrados de la economía. Por un lado, la eliminación de las retenciones a las exportaciones de trigo, maíz y carnes, y la baja de cinco puntos para la soja, que provocan un impacto fiscal anual de 17 mil millones de pesos con el cambio actual, y de 26 mil millones si se tiene en cuenta la pronta y anunciada devaluación de la moneda. Otra medida que tuerce la correlación de fuerzas a favor del mercado fue la eliminación de las DJAI para abrir abruptamente las importaciones y desfavorecer las medianas y pequeñas empresas locales.

La inflación sobre los productos de Precios Cuidados en promedio fue la mitad de lo que fue la inflación anual del 25%.

El ministro de Hacienda Alfonso Prat-Gay, junto a su par de Producción, Francisco Cabrera, de Trabajo, Jorge Triaca, y el secretario de Comercio, Miguel Braun, buscaron proponer a los empresarios retrotraer los precios a los números del 30 de noviembre, aunque el tibio intento de defender el bolsillo de los consumidores argentinos no tuvo eco en los empresarios, que pregonaron una “mayor libertad” y “respeto a la iniciativa privada”.

La oposición al kirchnerismo criticó que los Precios Cuidados eran un paliativo ineficiente para combatir la inflación. Ni bien asumió Cambiemos, y sumado a la inminente devaluación, aumento de tarifas y “favores” al campo exportador, recortaron un programa que favorecía al consumidor.

Desde su puesta en marcha en 2014, los Precios Cuidados tuvieron ocho etapas de aumento en cuanto a la cantidad de los productos que se sumaron a la lista. La inflación que sufrieron estos productos en promedio fue la mitad de la anual del 25%, por lo que tuvo éxito en las góndolas porque descomprimía la inflación en esas mercancías.

“Ese precio servía de referencia para saber cuál es el valor estipulado por el acuerdo y así saber cuándo te están cobrando demasiado. Muchos consumidores se acostumbraron a esa lógica.”

Henry Stegmayer, presidente de la Asociación Consumidores Responsables de La Plata y encargado del área de Servicio Público y Consumidores de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires, dijo a Contexto que “Precios Cuidados tuvo sus críticas pero era una herramienta muy válida y utilizada por el consumidor, porque tenías buenos productos de las distintas marcas a muy buen precio. A su vez, ese precio servía de referencia para saber cuál es el valor estipulado por el acuerdo y así saber cuándo te están cobrando demasiado en otros locales. Muchos consumidores se acostumbraron a esa lógica”.

Stegmayer agregó que “lo interesante de Precios Cuidados fue que el consumidor aprendió a controlar el precio cuando no estaba el valor puesto en los supermercados; generó un avance de conciencia cuando el consumidor llegaba al hipermercado y reclamaba si el producto no tenía el precio que debía tener. Eso se sumaba al control de la Secretaría de Comercio y de instituciones como la nuestra sobre los abusos de las empresas”.

La nueva lista, drásticamente reducida a productos de “primerísima necesidad”, estará en las góndolas a principios de enero y regirá hasta marzo. Mientras tanto, Miguen Braun tendrá reuniones con los empresarios para definir la lista de los productos de la nueva medida.