“Caminamos solos a casa” es otra de las tantas emboscadas musicales que M.O.S.H. fabrica en A pesar de las piedras en el camino, sus disco debut de 2014 en el que revientan un arsenal de pirotecnia musical exhibiendo una impensada serie de recursos que parecen salidos de las trasnoches de MTV de mediados de los ’90, durante el auge de la rabia y el headbanging. El track abre con un arpegio en tono de balada rutera y una pregunta, “¿Como detener este incontenible grito de angustia?”, y en seguida la canción queda atrapada entre las fuerzas intempestivas del metalcore y del hardcore para retornar, por tramos, al punk melódico -género que en el contraste parece música reposada-, todo ligado por las proezas vocales de Juan Pedro Albanesi, cuyo amplio registro va del control y la afinación que demandan los salmos metaleros a la pulsión anabólica y gutural situada en la tradición de Max Cavalera o Phil Anselmo, pasando sin tropiezos al canto melódico de abolengo punk.

El segundo video de M.O.S.H. –a cargo de Tamales Producciones-, retoma por momentos los claroscuros de la canción para registrar la gira 2015 de la banda y poner una trama de viaje en estética Go-Pro, donde el quinteto cursa distintas geografías -ruta, interiores de coches y colectivos, plazas en medio de la nada, sierras cordobesas, terrazas, backstage de recitales, cabañas y, por supuesto, el escenario-, en las que el realismo y la sencillez del trajín diurno contrastan en el montaje con el poder y la oscuridad de las escenas del vivo.