Por Florencia Abelleira

La Mansión Seré, ex centro clandestino de detención y primer lugar recuperado como espacio de memoria en América Latina, amaneció ayer con una pintada en rojo que decía: “El 22 se acaba el curro”. La frase hace una alusión clara a los dichos del candidato a presidente Mauricio Macri en una entrevista al diario La Nación, cuando dijo que si él ganaba la presidencia “se acaba el curro de los derechos humanos”.

Esta mirada sobre los avances en materia de Memoria, Verdad y Justicia que se están llevando adelante desde 2003 comparte la misma carga ideológica que tuvo la reciente declaración de Marcos Aguinis en la que calificó como “mujeres despreciables” a Estela de Carlotto y Hebe de Bonafini, las presidentas de Abuelas de Plaza de Mayo y de la Asociación Madres de Plaza de Mayo.

“La expresión de la pintada va en contra del discurso que habla de reconciliación, de pacificación, que se plantea también buscando la impunidad como herramienta para plantear una supuesta unidad”, dijo a Contexto Gustavo Moreno, director de Derechos Humanos de Morón, ciudad donde se encuentra la Mansión Seré.

Carlos Pisoni: “Creo que, más allá del acto democrático de quien pueda ganar este domingo, hay límites, y es no ultrajar la memoria, no vapulear la lucha de Estela y Hebe”.

“Creo que más allá del acto democrático de quien pueda ganar este domingo, hay límites, y es no ultrajar la memoria, no vapulear la lucha de Estela y Hebe”, sostuvo también a este medio Carlos Pisoni, subsecretario de Promoción de Derechos Humanos y miembro de la agrupación H.I.J.O.S.

La Casa de la Memoria y la Vida –más conocida como la Mansión Seré– fue inaugurada por Martín Sabbatella en el año 2000, cuando era intendente de ese distrito, y actualmente funciona allí la Dirección local de Derechos Humanos. Fue el primer espacio latinoamericano dedicado a recuperar y ejercitar la memoria colectiva, emplazado en el predio donde funcionó un centro clandestino de detención y torturas más importantes del noroeste del conurbano bonaerense.

Por eso, para Moreno, la pintada “lo que nos genera es una profunda preocupación, porque detrás de la frase en sí, lo que se busca es avanzar en la instalación y la constitución de un sentido contrario al desarrollo y la profundización de políticas de Memoria Verdad y Justicia”.

fachada3Luego de este hecho repudiable, el municipio de Morón emitió un comunicado en el que explica que “desde el Estado Municipal vemos con gran preocupación que en determinados espacios políticos se manifieste la intolerancia y el desprecio por los derechos humanos y se reivindique una etapa de terror y muerte que es sin dudas la más oscura de nuestra historia”. Además, aclara: “Ante estos terribles hechos el gobierno municipal ha realizado la correspondiente denuncia esta mañana ante la Fiscalía N° 7 de Morón a cargo del Dr. Rapazzo, para que la Justicia investigue y tome las medidas que correspondan”.

Gustavo Moreno: “se busca avanzar en la instalación y la constitución de un sentido contrario al desarrollo y la profundización de políticas de Memoria Verdad y Justicia”.

“Los sitios de memoria han dejado de ser sitios que sólo hablan del pasado reciente. Es cierto que tienen un valor fundamental para que esto no vuelva a ocurrir, pero también hoy son sitios de debate y de encuentro del pueblo argentino en distintas temáticas”, aclaró Pisoni y agregó: “Yo todos los días trabajo en el espacio de Memoria y Derechos Humanos (ex Esma) donde funciona un centro cultural, una Extensión de la tecnicatura de Periodismo Deportivo de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de La Plata, espacios que forman parte de lugares de encuentro relacionados a la salud y la educación”.

Por su parte, el director de Derechos Humanos de Morón concluyó: “La ampliación de derechos que se ha logrado en estos años es todo lo que se pone en discusión cuando se habla del curro de los derechos humanos. El curro es para algunos la discusión de fondo que hay que dar, porque lo que plantean es eliminar todo tipo de derechos que iguale a los ciudadanos amparados bajo la misma ley”.

[quote_recuadro]

Una vuelta al pasado

fachada2El diputado nacional electo por el FpV, Adrián Grana, se manifestó en contra de este acto antidemocrático, y consideró que “la lucha por los derechos humanos y las políticas públicas de Memoria, Verdad y Justicia que permitieron el juzgamiento y la condena efectiva de los represores, genocidas y apropiadores de bebés en cárceles comunes son las conquistas que más odio le generan a la derecha conservadora. Eso está quedando en claro en las últimas horas porque nos enfrentamos con un festival de amenazas, agresiones y vuelta a lo más oscuro del pasado argentino”.

Además, el legislador aseguró: “Evidentemente, el cambio que ellos proponen es ese: volver al pasado, volver al horror, volver al miedo y que los genocidas y cómplices del Estado terrorista caminen entre nosotros como sucedió en décadas anteriores a la llegada de Néstor Kirchner a la Casa Rosada”, y aclaró que no tienen en cuenta que la lucha por la Memoria, la Verdad y la Justicia es una conquista irrenunciable del pueblo argentino.

[/quote_recuadro]