Por Florencia Abelleira

Frente a los dos modelos de país que se disputarán el próximo domingo, distintas organizaciones sociales que luchan por el acceso a un terreno y una vivienda digna para los ciudadanos y ciudadanas del país se posicionaron sosteniendo la necesidad de continuar con este proyecto de país que va en vías de la democratización de los derechos y del acceso justo al hábitat.

“En principio entendemos que la gestión del gobierno nacional ha hecho grandes avances en lo que respecta al acceso al hábitat, con una direccionalidad de avance”, dijo Ana Pastor, integrante de Madre Tierra, una de las organizaciones nucleadas por el colectivo Habitar Argentina. Pastor explicó también que, de los treinta años que lleva militando en la organización, “nunca como en estos últimos doce años hemos visto una política nacional tan fuerte como la de este último gobierno”.

Habitar Argentina es un colectivo conformado en 2010 por organizaciones, instituciones académicas, movimientos sociales urbanos y campesinos, que son apoyados por senadores y diputados del Frente para la Victoria, Nuevo Encuentro, Unión Cívica Radical, Unidad Popular, Coalición Cívica, entre otros. “Como organización social, hemos presentado seis proyectos de leyes –todos en términos de un hábitat digno–, y de esos proyectos han apoyado con sus firmas –no solamente con discursos– legisladores de todo signo político, pero nunca el PRO quiso firmar nuestras propuestas”, agregó Pastor.

“Estamos posicionados en contra del neoliberalismo. En el caso de la ciudad de Buenos Aires, el neoliberalismo es extremo, es muy grande la especulación que hay con el suelo, y, por ejemplo, en la actualidad en Capital Federal permanecen 200 mil viviendas vacías”, expresó Raúl Fernández Wagner, arquitecto, urbanista y docente de la Universidad de General Sarmiento. Además indicó que “está claro que si el macrismo alcanza la presidencia va a extremar todas las medidas, los valores del suelo van a ser extraordinarios”.

“En la ciudad de Buenos Aires el neoliberalismo es extremo, es muy grande la especulación con el suelo, y, por ejemplo, hay 200 mil viviendas vacías.”

Desde Habitar Argentina, sostienen que en los últimos años se han logrado importantes avances en esta temática. La creación de la Secretaria Nacional de Acceso al Hábitat y de la Secretaría de Agricultura Familiar, la aprobación de Ley de Agricultura Familiar, de Protección de Bosques Nativos (26.331) y de freno a la extranjerización de las tierras rurales y la reciente media sanción a la Ley Federal de Regularización Dominial de la Vivienda Familiar, el lanzamiento del PRO.CRE.AR. y el impulso a los programas de mejoramientos de barrios y urbanización de villas, son algunos ejemplos.

“La Ley de Acceso Justo al Hábitat de la provincia de Buenos Aires, que es la más revolucionaria que hay en el país en términos de derechos, ha salido por unanimidad en el Senado, y el único que se levantó y no votó fue el PRO”, dijo Ana Pastor, y agregó: “Dicen que miremos de aquí para adelante, pero ¿qué pasó de aquí para atrás? Desde Cambiemos, nunca se acercaron ni adhirieron a nada, y si podían estar en contra, estaban en contra”.

Por último, en el comunicado que emitieron desde Habitar Argentina, expresan: “Como colectivo, sostenemos que las conquistas y ampliación de derechos logrados en este último período constituyen un escenario de oportunidad para continuar profundizando, con el fin de avanzar en las deudas que aún quedan pendientes en el camino de alcanzar un hábitat digno para todos los habitantes de nuestro país”.