Por Maximiliano Ceci

Investigadores, docentes, alumnos y becarios del CONICET y de la UNLP salieron a la calle para decirle que sí a la ciencia, buscando sostener los logros alcanzados en los últimos años, con la convicción de que elegir ciencia es elegir futuro. También se manifestaron a favor del candidato presidencial del Frente para la Victoria (FpV), Daniel Scioli, de cara al balotaje del domingo.

“Es una política de Estado defender la ciencia, la tecnología y la educación superior. Son muy importantes, más allá del Arsat, todos los proyectos que se están ejecutando desde la Universidad que tienen incidencia en la sociedad”, dijo a Contexto Andrés Biasetti, becario del CONICET en la Facultad de Ciencias Exactas. Y agregó: “Que el PRO haya votado en contra de la gratuidad universitaria y que haya bajado el gasto público en educación en la Ciudad de Buenos Aires habla de la educación que quieren. Sabemos que hay muchas cosas por saldar y mejorar. Nuestra  propuesta es sostener lo que se ha hecho y profundizarlo”.

La comunidad educativa de La Plata lavó los platos en Plaza San Martín en referencia a los conocidos dichos del ex ministro de Economía durante el menemismo, Domingo Cavallo, y advirtió que “a la ciencia no le da lo mismo”. Un gran número de agrupaciones políticas e investigadores autoconvocados manifestaron que “la única opción que garantiza la continuidad y el progreso en el país es Daniel Scioli”.

Un gran número de agrupaciones políticas e investigadores autoconvocados manifestaron que “la única opción que garantiza la continuidad y el progreso en el país es Daniel Scioli”.

“Hay dos modelos que se están enfrentando. Más allá de los nombres propios y las particularidades. Por un lado, Scioli nos convoca a hacer ciencia, a pensar, a agrandar la educación pública. Del otro lado, tenemos a una derecha neoliberal disfrazada con frases de Ravi Shankar, remixando algunos clásicos de nuestra historia que tienen que ver con pensar un país para pocos, que la educación pública tiene que ser para unos pocos privilegiados”, dijo a Contexto Ramiro Coronel Roman, docente y prosecretario académico de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social.

Ezequiel Lopardo, docente de la Universidad Nacional de La Plata, aseguró: “Debemos seguir pensando la ciencia y un pensamiento desde nosotros. Aún nos falta en ese camino, pero no queremos que se nos trunque. La posiblidad de que esto suceda es claramente Macri, que expresa lo peor de la concentración económica en Argentina, expresa las multinacionales digitando planes de estudio”.

“Macri tiene miembros en su equipo que han sido valuarte de la estatización de la deuda privada. (Carlos) Melconian era el segundo de Cavallo cuando esto sucedió, y los argentinos tuvimos que pagar sus altos costos de vida a costa de nuestro sacrificio, de nuestro sudor. Esta plaza viene a expresar que ya no estamos dispuestos a esto y que Argentina ya no piensa caminar hacia atrás”, concluyó Lopardo.

“Esta plaza viene a expresar que Argentina ya no piensa caminar hacia atrás.”

El pasado 28 de octubre se garantizó la responsabilidad principal del Estado en el financiamiento de la Educación Superior y la gratuidad de los estudios de grado en las Universidades públicas por iniciativa de la diputada nacional Adriana Puiggrós, luego de que el Senado de la nación aprobara las modificaciones y convirtiera en ley su propuesta para la Ley de Educación Superior (LES).

El PRO se había opuesto a la iniciativa y en Diputados había votado en contra. En el Senado, la compañera de fórmula de Mauricio Macri, Gabriela Michetti, se retiró del recinto y no votó: es decir, mantuvo aquella postura.

“Esta medida que prohíbe la restricción viene a traer un cambio muy importante en nuestra Facultad, ya que nuestras autoridades, avaladas en un artículo que hoy se encuentra derogado, ponían un curso de ingreso eliminatorio”, dijo a Contexto Pedro Hernández, consejero electo de la Agrupación Remediar de la Facultad de Ciencias Médicas.

“Nosotros nos vemos en la obligación de salir a contarle a los vecinos que el Frente para la Victoria está pensando una educación para que tengan acceso todos los ciudadanos, y del otro lado están pensando en una educación para pocos; en nuestro caso, como trabajadores de la salud, también representa salud para pocos”, completó.