Para “Pensar” el neoliberalismo

Para “Pensar” el neoliberalismo

Los candidatos del PRO impulsan una visión de país respaldada ideológicamente por una estructura en la que diversas fundaciones y organizaciones replican el modelo neoliberal, impulsado por la derecha española y por referentes locales con un dudoso pasado.

351
0

Por Leandro Gianello

El surgimiento de la coalición de derecha neoliberal encabezada por Mauricio Macri tiene un correlato firme con la aparición de diferentes propuestas corporativas en Latinoamérica, respaldadas ideológicamente por los partidos conservadores ibéricos mediante una serie de fundaciones que proveen contactos y financiamiento, generando plataformas políticas que reproducen un discurso uniforme.

El frente Cambiemos se ha valido del resurgimiento de estos think tanks locales que durante años han buscado ser el sustento argumentativo necesario para aplicar un esquema político y económico moldeado a imagen y semejanza con los preceptos del ibérico Partido Popular y la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales, FAES, creada por el ex presidente español José María Aznar.

La Fundación Pensar tiene un fuerte vínculo con su par español, evidencia rastreable mediante el asiduo contacto entre sus referentes y la concordancia de ideas políticas de corte empresarial.

La Fundación Pensar tiene un fuerte vínculo con su par español, evidencia rastreable mediante el asiduo contacto entre sus referentes y la concordancia de ideas políticas de corte empresarial que ensalzan el libre mercado, la inversión extranjera, el achicamiento del Estado, la “seguridad jurídica”, la “eficiencia” y la “racionalidad”.

Ese estrecho abrazo entre las varias formas de concebir el neoliberalismo trasnacional se fundió en uno hace ya tiempo, cuando Macri recibió el padrinazgo definitivo de Aznar en 2008 durante la crisis del campo, relación carnal que se extendió hasta el día de hoy, reforzada con encuentros y recepciones entre bandos mutuos.

FAES no tiene reparos en codearse y apoyar en forma recíproca a los exponentes más rancios de la derecha neoliberal latinoamericana, un modelo que la Fundación Pensar imita a la perfección, por ejemplo, con Aécio Neves, ex candidato a la presidencia de Brasil, o con líderes opositores venezolanos de la talla de Corina Machado y Mitzi Capriles, esposa del alguna vez alcalde de Caracas y hoy detenido por conspiración, Antonio Ledesma.

Si bien es la más relevante, a nivel local la Fundación Pensar no es la única usina de ideas del macrismo. Existen organizaciones similares como Estudios Estratégicos Latinoamericanos, ESTELA (capitaneada por Esteban Bullrich, actual ministro porteño de Educación), Libertad de Expresión + Democracia, conocida como fundación LED y presidida por la lobbysta del Grupo Clarín Silvana Guidici, o la rosarina Fundación Libertad.

En el resto del país, la Fundación Pensar tiene referentes tales como el titular de la organización en la provincia de Entre Ríos, Juan Diego Etchevehere, hermano del presidente de la Sociedad Rural Argentina.

En el resto del país, la Fundación Pensar tiene referentes tales como el titular de la organización en la provincia de Entre Ríos, Juan Diego Etchevehere, hermano del presidente de la Sociedad Rural Argentina, ambos denunciados por explotación laboral y vaciamiento de una sociedad anónima.

En la provincia de Buenos Aires, Pensar cuenta entre sus dirigentes al platense Eduardo Di Marco, un miembro del equipo PRO en la ciudad, otrora precandidato a intendente con fuertes vínculos con monseñor Aguer y la Iglesia católica local, de la que durante algún tiempo habría sido administrador extraoficial de sus bienes.

Di Marco presidió la Unidad Ejecutora Catedral y la fundación homónima, gestión por la que estuvo sospechado de malversar cifras millonarias destinadas a renovar el emblemático templo de Plaza Moreno.

Durante la década del noventa y bajo el paraguas del duhaldismo, Di Marco presidió la Unidad Ejecutora Catedral y la fundación homónima, gestión por la que estuvo sospechado de malversar cifras millonarias destinadas a renovar el emblemático templo de Plaza Moreno.

Para cerrar el currículum, el presidente de la Fundación Pensar en la ciudad de La Plata también habría sido asesor del ministro de Justicia bonaerense durante la dictadura, Jaime Smart, acusado y detenido por delitos de lesa humanidad.


 

COMPARTE