Por Leandro Gianello

Becarios del CONICET publicaron una solicitada advirtiendo el riesgo que corre la estructura científica del país ante un posible gobierno de Cambiemos, y reivindicando las políticas aplicadas en el sector en estos últimos doce años.

Ante el eventual escenario planteado en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, el sistema científico nacional representado por un sector de los becarios, consciente de la importancia que la actividad supone para el desarrollo soberano del país, manifestó su preocupación a través de una solicitada instando a los candidatos a mantener las políticas científicas y presupuestarias aplicadas en el sector durante la última década.

El impulso a la ciencia y la investigación en Argentina experimentó un respaldo inédito desde 2003 hasta ahora, con hitos históricos como la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, la inversión en infraestructura y el refuerzo de la estructura del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, CONICET.

El impulso a la ciencia y la investigación en Argentina experimentó un respaldo inédito desde 2003 hasta ahora, con hitos como la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, la inversión en infraestructura y el refuerzo de la estructura del CONICET.

Julia Strada, licenciada en Ciencias Políticas y especialista en economía, indicó a Contexto que la solicitada, elaborada por un grupo numeroso de colegas y becarios de diferentes signos partidarios e ideológicos, busca exponer ante la sociedad y la propia comunidad de investigadores la idea compartida de que “Macri es un retroceso para el sostenimiento y la profundización de las políticas de apoyo a la ciencia, técnica e innovación”.

“Hay que resaltar que quienes participamos en la redacción, pero fundamentalmente quienes han firmado la solicitada y se han comunicado por diversos medios para manifestarnos apoyo a la iniciativa, no pensamos igual ni provenimos del mismo espacio político”, agregó Strada.

En la elaboración del texto, dijo la especialista, existió “muchísima heterogeneidad y eso es lo valioso: nos hemos puesto de acuerdo en rechazar a Mauricio Macri y a su proyecto político por su carácter excluyente para el conjunto de la sociedad y por significar la destrucción del sistema científico”.

Strada: “nos hemos puesto de acuerdo en rechazar a Mauricio Macri y a su proyecto político por su carácter excluyente para el conjunto de la sociedad y por significar la destrucción del sistema científico”.

Los casi 10.000 científicos investigadores de carrera y los 9.500 becarios son parte de una visión estratégica de desarrollo tecnológico, industrial y social que sólo puede funcionar con el respaldo del Estado, velando por los intereses nacionales con el objetivo de potenciar el conocimiento generado a través de la educación pública, gratuita y universal.

Garantizar una continuidad y el constante progreso de estos sistemas de desarrollo en ciencia aseguran las perspectivas en calidad de vida de todos los argentinos y un posicionamiento internacional progresivo basado en la producción de valor agregado en todos los sistemas productivos del país, fortaleciendo ese rasgo distintivo e histórico de la ciencia y el conocimiento local.

A continuación, la solicitada:

 

[quote_recuadro]

Los becarios y becarias del CONICET no queremos dar ni un paso atrás

La presente coyuntura política, que nos coloca frente a un escenario de ballotage para elegir al futuro presidente el próximo 22 de noviembre, no nos resulta ajena. Los becarios y becarias del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y de Universidades Nacionales abajo firmantes queremos ser parte de la discusión sobre el proyecto de país que está en juego en estas elecciones y sobre el papel de la Ciencia y Técnica en una Nación que pugna por desarrollarse. Aún con sustantivas divergencias en nuestras posturas políticas, con distintas trayectorias y presentes académicos e incluso con heterogéneas experiencias producto de nuestro despliegue en todo el territorio nacional, entendemos que el triunfo del candidato a la presidencia del frente Cambiemos, Mauricio Macri, significaría un enorme retroceso para el sostenimiento y la profundización de las políticas que hoy encarnan el CONICET y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.

El CONICET, en tanto organismo nacional que promueve la ciencia y la tecnología en el país, otorga becas de distintas disciplinas para la realización de estudios e investigaciones científicas de doctorado y posdoctorado. En los últimos doce años, el sector de Ciencia y Tecnología fue jerarquizado: entre 2003 y 2014, tanto las becas doctorales como las posdoctorales se cuadriplicaron, mientras que en el año 2003, sólo había 2371 becarios de CONICET en todo el país. Además, en el mismo período se duplicó la cantidad de investigadores. Hoy integramos CONICET un total de 9507 becarios, 8508 investigadores, 2425 técnicos (personal de apoyo) y 1371 administrativos. Sin ir más lejos, este año se anunció la incorporación de 830 investigadores, 11% más que en el 2014. Fueron hechos significativos la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva en diciembre de 2007, el aumento del presupuesto destinado a ciencia (del 0,3 al 0,6% del PBI) y a educación (del 3,7 al 6,5% del PBI), el impulso del Programa Raíces, que significó la repatriación de 1.150 científicos argentinos, y la construcción y equipamiento de institutos de investigación (más de 35.211 m2 ya construidos). Asimismo, la existencia de un plan nacional de Ciencia y Tecnología, el plan Argentina Innovadora 2020, establece las líneas de investigación estratégica y da pautas a las políticas del sector.

Por supuesto que esto no es suficiente. Tenemos importantes desafíos por delante, que indican la necesidad de mejorar las condiciones de trabajo y remuneraciones, garantizar mecanismos de discusión paritaria y afianzar el vínculo entre el sistema científico, la educación y docencia y la esfera productiva, entre los principales. Como integrantes del sistema científico nacional pugnamos por la continuidad y profundización de las políticas que apoyan la investigación, la ciencia, la técnica y la innovación productiva en nuestro país, medidas imposibles de sostener en el marco de un modelo económico excluyente, de libre mercado y endeudamiento externo.

Ante el escenario planteado, y a sabiendas de que muchos de los destructores y privatizadores de la educación y la ciencia en nuestro país están hoy en las primeras filas del equipo de Cambiemos, nuestro posicionamiento en estas elecciones es claro: para construir un futuro mejor para los argentinos, el primer paso es no volver atrás, y Mauricio Macri es el pasado.

Argentina, octubre-noviembre de 2015

[/quote_recuadro]

Link para adherir: https://docs.google.com/forms/d/1ARSVOPq98I5BN192R0ZN1EuI1wCeP-3fXawYDBA-yVw/viewform?c=0&w=1&fbzx=-3674954838985368644