Por Alejandro Palladino

La Asociación Abuelas de Plaza de Mayo celebró su 38º aniversario en el Centro Cultural Néstor Kirchner, en el Día Nacional de la Identidad, en un encuentro que alternó lo emotivo con shows de música. Abuelas, nietos y bisnietos se dieron cita en la sala Ballena Azul. “Es muy emotivo que los nietos hagan este homenaje en este lugar que lleva el nombre de Néstor Kirchner”, dijo Estela de Carlotto.

En el día de su cumpleaños, Estela de Carlotto sube al escenario de la sala Ballena Azul del Centro Cultural Néstor Kirchner, en el barrio porteño de Retiro, junto a sus compañeras de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, entre las que se encuentran Sonia Torres y Rosa Tarlovsky de Roisinblit. El aplauso comienza ni bien salen y se prolonga durante minutos. La calidez es intensa.

“Es muy emotivo que los nietos hagan este homenaje en este lugar que lleva el nombre de Néstor Kirchner.”

Las Abuelas se sientan en la primera fila y detrás de ellas, en la segunda y tercera, se ubican los nietos recuperados con sus hijos e hijas. Todos juntos como una gran familia para conmemorar el 38º aniversario de Abuelas, que han hecho suyo el 22 de octubre como el Día Nacional del Derecho a la Identidad, por resolución del Congreso Nacional en 2004.

El acto tuvo como fin para las Abuelas conmemorar el Día de la Identidad haciendo un racconto del último año de su activismo por la memoria, la verdad y la justicia. Con el sello creativo que las caracteriza, los momentos más conmovedores que envolvieron la sala, a partir de los videos que tenían como protagonistas a los nietos, alternaron con sus propuestas educativas para los más chicos, música de la Asombrosa Banda de Zamba y de Hilda Lizarazu. Color, baile y un clima festivo hicieron aplaudir y mover de sus asientos a la concurrida presencia de público.

“Este es un día para celebrar por la constancia de mujeres que ya encontraron 117 nietos, que hoy son adultos reencontrados con su identidad”, dijo Estela Carlotto. “Es muy emotivo que los nietos hagan este homenaje en este lugar que lleva el nombre de Néstor Kirchner, y desde acá sostenemos la alegría por la lucha que nos transmitieron nuestros hijos con su militancia”, siguió.

Para la ocasión, los nietos Manuel Gonçalez Granada, quien recuperó su identidad en 1995 y fue el primer nieto en formar parte de la Comisión Directiva de Abuelas, y Leonardo Fossati, nieto restituido en 2005 e integrante de la Filial Abuelas de La Plata, se pusieron el traje de conductores del acto. “Cada año festejamos el aniversario en lugares más grandes; no podemos creer estar acá”, dijo Fossati, deslumbrado por la magnífica sala del centro cultural. “Esto es posible gracias al Estado; no es magia que estemos acá para celebrar la memoria”, dijo por su parte Manuel Gonçalez Granada.

“Esto es posible gracias al Estado; no es magia que estemos acá para celebrar la memoria.”

Las primeras imágenes en la pantalla condujeron al público a la intimidad de los hogares de las Abuelas. El trabajo fotográfico “Retratos recuperados”, realizado por el fotógrafo Hernán Churba, se adentraba en los vínculos personales de Juan Cabandié, Guido Carlotto y otros nietos con sus abuelas en los sillones de sus casas, sonrientes ante la lente que los retrata.

Otro protagonista de la noche fue Horacio Pietragalla Corti, nieto recuperado y diputado nacional por el FpV, personaje del microrrelato audiovisual Así soy yo, que recupera el proceso de restitución de la identidad de los nietos.

Los bisnietos: el futuro de la lucha por la identidad desde la cultura

Las Abuelas hacen de la cultura y del arte una estrategia para trabajar la identidad. Estela ya es un dibujo animado más del mundo de Zamba. Las iniciativas que la Asociación ha hecho junto a referentes de la cultura, del Ministerio de Educación y del Ministerio de Cultura son un modo de transmisión de la historia de la identidad de los nietos para sus hijos, de continuar la búsqueda abarcando a las nuevas generaciones.

El proyecto artístico reciente “Ovillo de Trazos”, llevado adelante por Abuelas con artistas, escritores e ilustradores, busca trabajar la formación de los niños en las aulas desde la literatura infanto-juvenil para tratar la temática de la identidad.

La Banda de Zamba salió a escena e hizo saltar a los nenes y las nenas. Las Abuelas, divertidas, movían sus brazos siguiendo el ritmo. Esta propuesta pedagógica demostró su alcance en los más chicos y sorprendió a más de uno la semana pasada, en las palabras de la última nieta recuperada, la 117.

Claudia Domínguez Castro, hija de Gladys Castro y Walter Domínguez, militantes comunistas secuestrados ilegalmente y desaparecidos en Mendoza en 1977, contó en la conferencia de prensa en la ciudad cuyana para anunciar oficialmente su nueva identidad que, al momento de hablar del tema con su hija de nueve años por primera vez, la niña lo tomó con naturalidad: “Sí, mamá, lo vi en Pakapaka”.

“Que nuestros hijos pregunten y sepan nuestra identidad –dijo Fossati– es también darles una identidad a ellos”. Y agregó que “este aporte del Estado en materia educativa nos facilita muchísimo la tarea”.

Hacia el final, luego del show de Hilda Lizarazu, las tres generaciones integradas por Abuelas, nietos y bisnietos, como una gran familia, se subieron al escenario para sacarse la foto del 38º aniversario que los reunió una vez más.

[quote_recuadro]

Balances y despedida

Los conductores del acto hicieron un balance del último año de las Abuelas: los dos nietos recuperados; además de Claudia, también fue restituido a la familia de nietos Jorge Castro Rubel; los seiscientos represores condenados (decenas de ellos involucrados directamente en apropiaciones); la sentencia ejemplar en La Plata de esta semana; los juicios de La Perla y la ex Esma (hoy espacio de memoria donde dicen presente las Abuelas); y los más de cuarenta sitios de memoria y más de cien centros clandestinos señalizados.

También hicieron referencia al dispositivo institucional que acompaña a las Abuelas por decisión política del Estado nacional: la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad, el Banco de Datos que tiene nueva sede bajo la conducción del Ministerio de Ciencia y Tecnología, la Red nacional con más de cuarenta nodos, el Ministerio de Educación que crea contenidos para fomentar la búsqueda de identidad en las escuelas.

Hubo unos minutos para darles otro adiós a las últimas Abuelas que murieron: Jorgelina “Coqui” Pereyra, Abuela de La Plata que encontró a su nieto en 2008, y Elsa Oesterheld, a quien el terrorismo de Estado secuestró y desapareció a sus cuatro hijas y a su marido Héctor Germán Oesterheld, historietista autor de El Eternauta y militante de la organización Montoneros.

[/quote_recuadro]