Por Lisa Solomin

Cinco territorios del país, cinco modos diferentes de comunicar, cinco experiencias diversas de comunicación comunitaria que surgieron o se pudieron desarrollar gracias a la implementación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Sus historias serán contadas a través de una serie de documentales que se transmitirán todos los días por la TV Pública. A seis años de la puesta en vigencia de la Ley, este aspecto fundamental del proceso de democratización de la comunicación quedó tapado por la pelea con los monopolios. Para la directora nacional de Proyectos Especiales de AFSCA, Andrea Conde, esto no es casual: “Los grandes medios nos hacen creer que la Ley de Servicios de Comunicación es una ley pensada para destruir a Clarín. Nosotros entendemos que la Ley tiene muchísima más profundidad, sobre todo en lo que tiene que ver con la comunicación comunitaria, y eso queda invisibilizado”.

Desde el lunes se comenzaron a emitir en el programa televisivo “Vivo en Argentina”, de lunes a viernes de 15 a 16:30hs, una serie de microprogramas documentales realizados entre la AFSCA y la Red de Productoras Audiovisuales Comunitarias (Red PAC). En total serán cinco microprogramas que durante las semanas de octubre y noviembre relatarán las experiencias en capítulos diarios de tres minutos cada uno.

“Los medios hacen creer que la Ley fue pensada para destruir a Clarín. Nosotros entendemos que tiene más profundidad, sobre todo en lo que tiene que ver con la comunicación comunitaria, y eso queda invisibilizado”, explica Andrea Conde.

En realidad, las experiencias que se cuentan son seis porque la productora que está realizando el ciclo, la Red PAC, también es una organización desarrollada a partir de la Ley. Es una productora de productoras que unifica a más de treinta organizaciones que producen contenidos en un espacio común. Su historia no está contada como historia, pero hablan a través de sus productos.

Radio Peuman Hueché de la comunidad mapuche Huayquillán de Colipilli, Neuquén
Radio Peuman Hueché de la comunidad mapuche Huayquillán de Colipilli, Neuquén.

“La idea fue producir contenidos de manera comunitaria, porque lo produce una organización comunitaria; reflejar esas experiencias y llevarlas a una pantalla masiva como la TV Pública. El objetivo político es el de lograr visibilizar el sector de la comunicación comunitaria en Argentina y las políticas públicas que se vienen desarrollando para fortalecerlo en el marco de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual”, explica Conde. Y sostiene que “hay  una experiencia histórica fuertísima en este sentido en estos años y eso no se percibe, no se conoce y no se muestra”.

La primera historia que se presenta durante toda esta semana tiene como protagonista a Wayruro, una organización social de la provincia de Jujuy que lleva más de veinte años haciendo comunicación comunitaria. En este microprograma participó la actriz Paola Barrientos, quien viajó especialmente para el rodaje.

“El objetivo político es el de lograr visibilizar el sector de la comunicación comunitaria en argentina y las políticas públicas que se vienen desarrollando para fortalecerlo en el marco de la ley.”

Los documentales fueron filmados durante septiembre y octubre de este año en distintas locaciones de Argentina, y todos contaron con la participación de un reconocido periodista o artista de la cultura nacional, que acompañó la grabación. Además de  Paola Barrientos, también participaron: Bruno Arias, El “Condor” Sbarbati de La Bersuit, “Titi” Fernández y Gisela Marziotta.

 Urbana TV del Barrio Carlos Mugica en la Villa 31, de la Ciudad de Buenos Aires.
Urbana TV del Barrio Carlos Mugica en la Villa 31, Ciudad de Buenos Aires.

“Para elegir las experiencias cruzamos dos criterios”, explica Andrea Conde: ”Primero, la federalización, o sea, tratar de reflejar experiencias que cubrieran distintos territorios, distintas provincias y distintos contextos de trabajo, y eso se cruzó con lo que son para nosotros distintos actores de la comunicación comunitaria: una radio, una productora audiovisual, un canal, una radio de pueblos originarios y una organización social que trabaja a nivel territorial y que produce sus propios contenidos de comunicación. Esos son los cinco grandes actores con los que nosotros laburamos la política de fortalecimiento de medios comunitarios”.

En las sucesivas semanas se emitirán producciones que contarán las experiencias de la organización Mate Cocido, en la provincia de Tucumán; el canal comunitario Pares TV de Luján; Urbana TV del Barrio Carlos Mugica en la Villa 31, Ciudad de Buenos Aires; y la radio Peuman Hueché de la comunidad mapuche Huayquillán de Colipilli, Neuquén.

[quote_recuadro]“Wayruro”
La primera de las cinco historias del ciclo[/quote_recuadro]


Relacionadas:

“No  hay país viable sin soberanía comunicacional”Kallpa TV: la pantalla chica del noroeste