Por José Manuel Welschinger Lascano

“Lo que quise preguntarme, fue qué es el cine francés”, comienza la cineasta Lucía Cedrón, explicando el criterio detrás de la selección de las películas que componen el primer ciclo de la presentación “Cinco botones para una Muestra”, y continúa: “Me interesaba explorar sus fronteras culturales, que no se limitan al hexágono del mapa, y mostrar las grandes similitudes que existen entre Francia y Argentina, dos países eclécticos y diversos, profundamente marcados por la inmigración, aunque atravesados por lados opuestos del colonialismo”.

Responsable de la presentación y la curaduría del ciclo, la cineasta abordó el desafío de componer una muestra representativa de la cinematografía y la cultura francesas. “Soy tan francesa como argentina –comentó a Contexto–, allá crecí y me crié; por eso, cuando surgió esta propuesta, quise tomar diferentes cineastas que ayudaran a comprender esas similitudes culturales”.

“Tanto al INCAA como al Institut FranÇais les interesa que estas películas recorran el país, y que las políticas de promoción cultural lleguen cada vez más lejos.”

El ciclo llega a La Plata con la colaboración del Instituto Francés, la Alianza Francesa y el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA). “Todo esto se dio gracias a la confluencia de varias fuerzas: gracias a la embajada y el Institut Français Argentine, interesados en difundir la cinematografía francesa por el mundo, y gracias al INCAA, que durante los últimos años se encargó de abrir y aggiornar más de sesenta salas de cine, a lo largo y a lo ancho del país, para poder recibir todas las nuevas tecnologías y exponer las películas con la máxima fidelidad, de manera que el espectador acceda a ver lo más parecido a lo que el realizador quiso captar”, comentó Cedrón

El Instituto Francés dispone de un capital de 6.000 películas, que hacen rotar para esparcir al cine galo por nuevas regiones; todas ellas con óptima calidad, subtituladas en varios idiomas y con opción de gran variedad de formatos de reproducción. De ese total, Lucía seleccionó cinco películas que componen el primer ciclo de la muestra, con la propuesta de indagar en la identidad del cine francés.

La películas seleccionadas

El primer film elegido para esa tarea fue Pater, de Alain Cavalier, acerca de los devenires en la construcción de un candidato político en la actualidad. Cedrón dijo: “Sin aludir a partidos, Pater realiza, con humor y picardía, un relato universal donde queda plasmada la conflictividad entre los lazos y vínculos que hacen al poder; además de ser muy representativa de la cultura y la idiosincrasia francesa, exponiendo sus cotidianidades, costumbres y hábitos de consumo”.

“Sin aludir a partidos, ‘Pater’ realiza, con humor y picardía, un relato universal de la conflictividad entre los lazos y vínculos del poder.”

La película, presentada en 2011 y ovacionada en el Festival de Cannes, es icónica del paradigma de cine de autor que redibuja los límites vigentes entre la realidad y la ficción de los relatos. “Aparte –agregó Lucía–, consideré que era apropiada para empezar el ciclo, ya que coincide con el inicio de la veda electoral, para mostrar de alguna forma lo parecidos que somos y hasta qué punto estamos atravesados por problemáticas afines”.

Otras de las obras inéditas que se presentarán en “Cinco Botones para una Muestra”, son: Las Nieves del Kilimanjaro, del cineasta franco-armenio Robert Guédiguian; Tomboy, de Céline Sciamma; Un Hombre Llorando, de Mahamat Saleh Haroun; y Jules et Jim, pieza característica del referente ineludible de la “nueva ola” del cine, François Truffaut, filmada en 1962.

Durante el ciclo se exhibirán, acompañando cada proyección, obras clásicas de la cinemateca francesa restauradas mediante la última tecnología. “Los franceses son pioneros en ese área”, explicó Cedrón, “y nosotros les seguimos los pasos en el terreno”.

Respecto de la propuesta general del ciclo, Cedrón explicó que la intención de las instituciones que la habían convocado era salir de la capital y alejarse, para que la difusión fuera realmente efectiva. “Tanto al INCAA como al Institut Français les interesa que estas películas recorran el país –comentó–, y que las políticas de promoción cultural lleguen cada vez más lejos. Y La Plata es a la vez centro y provincia, una perfecta ciudad, paradójica para comenzar nuestro recorrido, ya que es la capital sin serlo”.

[quote_recuadro]

Acerca de Lucía Cedrón

Nació en Buenos Aires, en el barrio de la Boca, el 22 de agosto de 1974, fecha aniversario de la entonces reciente Masacre de Trelew, en la que 16 militantes peronistas fueron asesinados en una base aeronaval de esa ciudad: por ese motivo, sus padres la llamaron Lucía, en honor al poema “Glorias”, de Juan Gelman, que recuerda el episodio evocando.

También el 22 de agosto, pero de 1976, su familia se exilió del país con rumbo a Francia. Lucía creció y se crió en París, y realizó sus estudios universitarios en La Sorbona, fuente universal del conocimiento secular, recibiéndose en Letras, Historia y Cine.

El 20 de diciembre de 2001, tras presenciar los incidentes de la crisis política que marcó el último pico de la conflictividad social en la Argentina, Lucía decidió retornar al país. “Vi un tiroteo en la Plaza del Congresos, con las Madres de un lado y la Policía montada del otro; luego, un hombre cayó por las escaleras, ensangrentado, y entendí que necesitaba volver para destinar mi energía en este lugar”, rememora.

Tras su regreso a la patria, Lucía comenzó la búsqueda, recuperación y restauración de las obras fílmicas de su padre, Jorge “el Tigre” Cedrón, militante peronista y pionero del cine político, cuyo fallecimiento en una comisaría francesa en 1980 no termina de quedar esclarecido.

Luego de catorce años de trabajo, la restauración completa fue presentada bajo el título “Hasta la Memoria, Siempre”, y registrada íntegramente bajo licencias no-privativas, permitiendo su libre reproducción y difusión gratuita. Entre sus obras, se destaca una adaptación audiovisual de Operación Masacre, la célebre investigación en la que Rodolfo Walsh relata los fusilamientos de José León Suárez.

Autora de cortos y largometrajes, Lucía ha presentado sus películas en varios países y festivales, obteniendo los premios a mejor película, mejor ópera prima y mejor guión, entre otros. En 2015 recibió el premio Democracia, otorgado por trabajadores del Centro Cultural Kirchner, por su trayectoria como cineasta; premio que compartió con el Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y la fundadora de Madres de Plaza de Mayo, Taty Almeida.

[/quote_recuadro]