El Belafonte – Simple

Sonido rock y aura folclórica en busca de una voz propia. Por Leandro de Martinelli

493

La voz ostentosa de Yaka Herce, rara avis en un panorama musical de frecuencias sobrias o irresolutas, da el tono justo a un híbrido hecho de sonido rock y aura folclórica que en Simple, continuación de El Belafonte (2013), encuentra por momentos el tono necesario de rudeza, experimentación y sensibilidad para escabullirse con temperamento de ese agujero negro que es Divididos, pionero y principal referencia de esta hibridación fifty fifty.

En “La del huracán”, primera mitad de este EP de dos canciones, Herce canta: “Transformar el veneno, este veneno, en algo nuevo para andar”, y la frase, cercada por una batería que levanta atmósferas de malambo y riffs telúricos y envolventes, resuena como un bramido arrojado al corazón de una peña apocalíptica. “Apenas tarde”, la otra canción, es un cóctel cuya base funk le da un sabor similar al de las invenciones de Arnedo y Mollo, que se disipa cuando el solo de guitarra se aleja de la obediencia estilística y crece hasta hablar otro idioma.

La trama de riesgo y experimentación, que en el disco debut era el trabajo central del pianista Tomás D`antonio, cambia su eje y recae sobre las seis cuerdas, alivianando el recurso más personal de la banda.

[bandcamp width=100% height=120 album=2810751279 size=large bgcol=ffffff linkcol=0687f5 tracklist=false artwork=small]