Por Alejandro Palladino

La reunión teatral contará con participantes de Cuba, México, Uruguay, Bolivia, Chile, Puerto Rico, Ecuador, Nicaragua y Argentina (C.A.B.A. y Tucumán). Las obras compartirán espacio con recitales, muestras de fotos, pinturas, ciclos de danza y de cine documental hasta el domingo 18 en los teatros porteños Andamio 90, Timbre 4 y La Carpintería Teatro, con entrada gratuita o bonos contribución de entre 80 y 200 pesos.

El grupo UmaMinga se formó en 2012, meses antes del primer ELTI, cuando las profesoras, actrices y directoras Maite Velo, Florencia Suárez Bignoli y Verónica López Olivera, que venían compartiendo proyectos en común en la escena porteña desde 2008, decidieron viajar por Latinoamérica para conocer otros colectivos artísticos. La historia y las raíces culturales compartidas dieron lugar al interés por hacer que esos vínculos perduren en el tiempo unidos por el teatro.

“El Encuentro busca generar relaciones con otros artistas de América Latina, hacer obras en común, que tienen en la búsqueda de la memoria de nuestros pueblos un hilo conductor”, dijo Verónica López.

López: “El Encuentro busca generar relaciones con otros artistas de América Latina, hacer obras en común, que tienen en la búsqueda de la memoria de nuestros pueblos un hilo conductor”.

Los colonialismos de siglos, la memoria por los años de dictaduras en el siglo XX y la búsqueda permanente de una identidad latinoamericana son los ejes que atraviesan el encuentro. “Como generación, fuimos educadas con las consignas de ‘Descubrimiento de América’, con esa lógica sarmientina de la historia y del modelo de sociedad. Este encuentro también es un camino para cuestionar esas bases que nos educaron”, agregó López.

Esa búsqueda es posible por la posición independiente de las organizadoras: “La nuestra es una manera diferente de contar, con una propuesta libre. Contamos con el apoyo del Centro Cultural Néstor Kirchner, que confiaron en nuestra experiencia y respetaron siempre nuestra postura”, completó Florencia Suárez Bignoli.

Los temas que trata el encuentro también hacen referencia a problemáticas de los años recientes. La performer mexicana Violeta Luna hará una presentación artística el jueves 15 llamada “Vírgenes y diosas II: piedras de memoria”, que trata sobre la desaparición de los 43 estudiantes mexicanos desaparecidos desde el 26 de septiembre del año pasado. Además, otra de su puesta en escena será sobre las trágicas migraciones de centroamericanos hacia Estados Unidos en búsqueda de trabajo.

El Encuentro fue declarado de Interés Cultural por la Secretaría de Cultura de la Nación y el calendario prevé que ninguna obra se superponga a otra. Por eso “es un encuentro, no un festival”, explicaron las organizadoras. El intercambio es un sentido potente a la hora de pensar su realización: “Recibimos nuevas propuestas todos los años y las sumamos. El abanico es muy amplio este año al sumarse artistas de otros campos fuera del teatro. Esto hace que el Encuentro se amplíe y crezca muchísimo con respecto a años anteriores” dijo López.

La inauguración será el jueves con una costumbre recurrente del ELTI: la intervención en el espacio público, esta vez en el barrio de Abasto, a pocos metros del teatro La Carpintería.

La inauguración será el jueves con una costumbre recurrente del ELTI: la intervención en el espacio público, esta vez en el barrio de Abasto, a pocos metros del teatro La Carpintería (una de las sedes del Encuentro) de Corrientes y Jean Jaurès. En las ediciones anteriores la inauguración fue en el Obelisco.

“Es una manera de llevar las salas a la calle, de darle otro color a la calle Corrientes en ese tramo de la tarde de la vuelta del trabajo”, contó Suárez Bignoli. La apertura consistirá en un cruce de disciplinas: teatro, danza, videos, pinturas y fotografías. La muestra de fotos “El arte como espacio de resistencia”, y los cortos de Chile, Nicaragua y Puerto Rico del ciclo “El teatro como espacio de resistencia”, son algunas de las iniciativas del primer día.

Las organizadoras también se pondrán en el rol de actrices el sábado, cuando salgan al escenario para hacer la obra De la vulnerabilidad de algunas de nuestras pequeñas grandes empresas, trabajada desde 2013 con el grupo ecuatoriano Muégano Teatro, luego de convivir dos meses juntos los dos equipos y estrenar la obra en Guayaquil.

La escena del teatro latinoamericano independiente, con el apoyo del Estado nacional por su inclusión en la propuesta teatral de octubre del Centro Cultural Néstor Kirchner, tendrá su escena desde el jueves en las calles y salas porteñas.