Por Alejandro Palladino

La ordenanza de Espacios Culturales Alternativos promovida por la concejala del Frente para la Victoria (FPV), Florencia Saintout, y aprobada por unanimidad por el Concejo Deliberante de La Plata semanas atrás, fue promulgada ayer con la presencia de la Ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi, que respaldó la iniciativa: “Esta ordenanza es extraordinaria y se debería replicar en todo el país”, dijo.

“Esto es una iniciativa del pueblo; me gusta que sea alternativa, que levante voces diversas, porque habla de esta Argentina de transformaciones”, dijo Parodi en la sala del Concejo Deliberante al recibir de manos del intendente Pablo Bruera una copia de la nueva ordenanza. Y agregó: “así entendemos la cultura, como abierta para todos y no como negocio de unos pocos”.

“ESTO ES UNA INICIATIVA DEL PUEBLO; ME GUSTA QUE SEA ALTERNATIVA, QUE LEVANTE VOCES DIVERSAS, PORQUE HABLA DE ESTA ARGENTINA DE TRANSFORMACIONES”, DIJO PARODI.

La ordenanza permite abrir un registro público para brindar asesoramiento contable y administrativo a los centros culturales alternativos. Ese registro posibilita la inscripción de los espacios culturales en el marco de la Secretaria de Cultura del municipio.

La nueva disposición también comprende la entrega de subsidios según la cantidad de horas de las actividades, cupos para becas y da prioridad a los beneficiarios de los planes de la Asignación Universal por Hijo y PROG.R.ES.AR.

“Somos vanguardia en estas iniciativas”, afirmó Parodi. “Desde el kirchnerismo hemos hecho una revolución en cuanto a la conquista de derechos, de memoria y de futuro, y eso lo confirmo cuando viajo como ministra al exterior y veo otras realidades”, agregó.

Y continuó: “El pueblo es el dueño de este proyecto, como lo es la Red de Centros Culturales de esta ordenanza. Somos un pueblo orgulloso de su tierra y su cultura, que mira hacia delante para hacer más inclusivo este país”.

“El pueblo es el dueño de este proyecto, como lo es la Red de Centros Culturales de esta ordenanza. Somos un pueblo orgulloso de su tierra y su cultura, que mira hacia delante para hacer más inclusivo este país”.

Por su parte Florencia Saintout presentó a Parodi como “una militante y cantautora de la patria, la primera ministra de Cultura designada por la presidenta que trabaja de manera colectiva armando equipos para la promoción de la cultura”.

Sobre la ordenanza, sostuvo que “da cuenta de un Estado que incorpora lo excluido, lo alternativo a la noción mercantilista de la cultura, que en otras épocas fue espacio de resistencia, y que en la actualidad expresa las transformaciones realizadas por el proyecto político de estos doce años a partir de pensar en culturas abiertas a todos y en la idea del artista como un trabajador”.

Sobre este último aspecto vinculado a la condición de trabajador del artista, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner envió al Congreso un proyecto de ley para dar un marco jurídico de protección social a los actores.

 

IMG_0267Lejos de entender la cultura como un privilegio de clase, como algo cerrado y exclusivo, la ordenanza entiende los centros como “espacios no convencionales, experimentales o multifuncionales donde se realiza la producción, formación, investigación y promoción del arte y la cultura en sus diversas manifestaciones”.

Las variantes de actividades artísticas y culturales que establece la ordenanza abarca “artes escénicas (danza y teatro), música, artes plásticas, literatura, medios audiovisuales, exhibiciones de artes visuales, proyecciones multimedia, charlas, conferencias, educación formal y no formal, otras expresiones culturales y cualquier actividad de carácter formativo relacionada con todas las manifestaciones tangibles e intangibles del arte y la cultura”.


Relacionadas:

Reconocen la función social de los centros culturalesUn “baterazo” por más y mejores centros culturalesCentros culturales: una propuesta con todos adentro