Desde que Nerdkids se terminó de forma repentina, el Ruso Cassano y su hermano Pablo -ex batería y guitarra, respectivamente- se aliaron para darle forma a Russ, el grupo que lidera el Ruso, ahora reconvertido en un frontman seductor y glamoroso.

“Cada canción pop es como un pequeño universo sonoro de tres o cuatro minutos”

En Bailando chic, su primer larga duración recién editado, el grupo que completan Dex en coros y percusión, Nicolás Dirisio en batería y Laura Villar en bajo, es una maquinaria nocturna que se mueve entre el pop, el funk y la música disco, con una propuesta que siempre se arrima a la pista de baile con un fuerte anclaje ochentoso. “La elección del género pop no es realmente algo que hayamos hecho a conciencia”, avisa Pablo Cassano.

En definitiva, desde hace mucho están haciendo pop.

Pablo: Nos gusta la canción pop como formato porque da pie a básicamente cualquier cosa que uno desee explorar. Cada canción pop es como un pequeño universo sonoro de tres o cuatro minutos, en el que pueden entrar los toques rockabilly de The Smiths o los adornos de música de cámara de los Beatles, pasando por el funk con armonías jazzeras de Earth, Wind and Fire o Chic.

Agus: Hay una escena local muy rica, con muchas propuestas. Hay mucho más en géneros como el rock o el indie que están en boga. A veces nos cuesta encontrar bandas similares pero lo que nos planteamos siempre es no limitarnos y poder mezclarnos con otros estilos. Hoy en día el público está mucho más abierto a lo que solía ser en un momento donde estaba todo más separado por género. Los festivales de “rock” tienen más variedad.

¿Existen ciertas dificultades a la hora de pasar de la sala de ensayo al vivo?

Pablo: En sí, pasar al vivo nuestros temas más bailables no representa un desafío demasiado grande porque componemos principalmente pensando en generar la mayor riqueza sonora posible solo con las capacidades de nuestros cinco integrantes. No hemos dependido de demasiados overdubs o programaciones a la hora de darle ese carácter a nuestros temas. Lo que suena es básicamente como suena la banda en la sala de ensayo.

¿Qué significa bailar chic y qué relación tiene este término con el look que eligen?

Agus: Bailar Chic es un término divertido en homenaje a la banda Chic. Surge de la búsqueda de las raíces de la música funky. Y como el disco también es muy bailable, fue juntar las dos patas. La idea es transmitir alegría, más allá de que las canciones por momentos tienen cierta nostalgia, siempre hay que buscarle el lado positivo a la cosas.

Nos gusta lookearnos a la hora de salir a escena, nos divierte. Tratamos de hacer un show, como la palabra lo dice, que la música sea acompañada por la estética. Tenemos la suerte de que Lau es maquilladora y vestuarista así que eso hace que todo sea más fácil.

Finalmente llegó el disco debut, ¿y ahora qué sigue?

Agus: Actualmente ya estamos pensando en el primer clip de Bailando Chic que será “Sexy” y ya tenemos ideas en mente. Ahora lo que tenemos por delante es seguir presentando el disco por todo el país. En el verano estaremos por la Costa Atlántica y ya estamos pensando para el año que viene hacer una presentación oficial del disco a lo grande. En nuestros planes siempre estuvo la idea de visitar otros países, otras culturas. Pienso que nuestra música puede llegar a gustar afuera.