Entre la discriminación y la penumbra fiscal

Entre la discriminación y la penumbra fiscal

El Frente para la Victoria pidió adherir al proyecto de cupo laboral en el Estado para la comunidad trans, y condenó los comentarios discriminatorios del candidato de Cambiemos, Julio Garro. Al reproche se le sumó una denuncia periodística que pone en sospecha los ingresos declarados por el candidato platense de Mauricio Macri.

909
0
El candidato a intendente de la Plata por Cambiemos, Julio Garro, junto a la candidata a gobernadora, María Eugenia Vidal.

Por Roberto Álvarez Mur

Julio Garro sufrió un revés político a causa de sus declaraciones discriminatorias sobre la comunidad trans y por un controversial artículo periodístico sobre sus gastos e ingresos. “Estamos en un contexto en el cual tenemos un candidato a intendente que hizo declaraciones inadmisibles en el marco de un país que busca profundizar la pluralidad mediante el respeto a las minorías. Julio Garro no sólo dijo que no tendría ninguna política de inclusión con el colectivo trans, sino que además acusó a sus integrantes de estar metidas en el narcotráfico”, dijo ayer la concejala platense Florencia Saintout en la sesión del Concejo Deliberante de La Plata. La edil del Frente para la Victoria Nacional y Popular hizo referencia a los dichos discriminatorios que el candidato de Mauricio Macri había lanzado en mayo, en el marco del apoyo a la iniciativa de la diputada Fernanda Raverta, que busca otorgar el 1% de la administración estatal como cupo laboral a personas trans.

“Si avalo eso, tendría que avalar a los delincuentes. Los travestis andan en bolas, y están también en todo el tema de la droga”, había lanzado Garro en una entrevista radial. Durante la sesión del Honorable Concejo Deliberante, Saintout recordó los comentarios del candidato de Cambiemos y remarcó: “Es importante dar la discusión sobre este tipo de comentarios y la toma de posiciones, ya que pueden pasar inadvertidas en los medios”.

El candidato a intendente de Cambiemos había arrojado los comentarios en una transmisión de la emisora 221, donde había expresado que “jamás pensaría darle trabajo a travestis” y que “preferiría darles una mano desde lo psicológico, desde lo médico”.

Las cuentas no le dan al macrismo

Por otro lado, un artículo publicado en el portal Diagonales.com disparó contra el referente platense de Cambiemos al poner en sospecha la solvencia de los gastos cotidianos del candidato en relación a sus ingresos mensuales. El artículo realizado por Alfredo Silletta enumera las propiedades y adquisiciones de Garro en contraposición con un ingreso mensual de 12 mil pesos.

“Garro está anotado en la AFIP en la categoría Monotributo E, con lo cual afirma que gana 144.000 pesos por año, lo que implica 12.000 pesos por mes”, señala la nota. El texto destaca que es dueño de una propiedad en el country Grand Bell por 1.568.622 pesos; una casa de veraneo en Pinamar en el barrio Flamenco por 380.800 pesos y tres importantes autos. Un Jeep Grand Cherokee (2009) a un valor de 493.000 pesos; un Mercedes Benz B180 (2012) a un valor de 239.500 pesos y una Ford Ranger Pick UP (2015) por un valor de 370.000 pesos. También hay que sumarle un yate o velero por un valor de 50.000 pesos y un cuatriciclo Honda por valor de 90.000 pesos. Entre todas sus propiedades y cuentas bancarias sumarían unos 3.387.370 millones de pesos”.

Asimismo, el representante de la Asociación Bonaerense de Control Ciudadano, Miguel Di Ciani, había denunciado que el patrimonio real de Garro no se condecía con lo declarado por el candidato. En la denuncia, Di Cianni afirmaba: “El denunciado tiene un patrimonio total de bienes por $ 3.387.370,13, y en los últimos cinco años ha adquirido un patrimonio de un total $ 952.000”.

El texto agrega: “Surge poderosamente la atención con una simple lectura que, a prima facie, faltarían $ 2.4000.000 que no estarían presuntamente incluidos en su Declaración de Ganancias, para llegar al total del patrimonio declarado, creando una inconsistencia fiscal”.

Luego de la denuncia, Garro señaló que la propiedad de Grand Bell la había adquirido como una obra abandonada y la había terminado con la venta de su casa en 29 y 39.

En tanto, el artículo de Silletta sintetiza: “Es llamativo que con sólo 12.000 de ingresos mensuales pueda ser el propietario de todos los bienes que señala, ya que de patentes, impuesto inmobiliario y expensas en el country debe pagar una suma muy superior”.

En plena antesala electoral, las sospechas por un dudoso patrimonio y la mala imagen frente a sus declaraciones agresivas serán cuentas pendientes para el candidato de Macri en La Plata.