Por Florencia Abelleira

La Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) será sede del V Congreso Latinoamericano de Agroecología. Está organizado por la Sociedad Científica Latinoamericana de Agroecología (SOCLA) en conjunto con la unidad académica, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la Secretaría de Agricultura Familiar de la Nación.

“Hay muchas complicaciones asociadas al actual modelo de producción que tienen que ver con problemáticas sociales, ambientales y económicas”, explicó Maximiliano Pérez, investigador del INTA y miembro de la comisión organizadora del congreso. Y añadió que “la agroecología se plantea como una alternativa para abordar muchas de estas problemáticas y situaciones que son conflictivas hoy”.

Maximiliano Pérez (INTA): “la Agroecología se plantea como una alternativa para abordar muchas de estas problemáticas y situaciones que son conflictivas hoy”.

El congreso se llevará a cabo los días 7, 8 y 9 de octubre bajo el lema “La agroecología, un nuevo paradigma para redefinir la investigación, la educación y la extensión para una Agricultura Sustentable”. Habrá conferencias magistrales que abordarán aspectos que tienen que ver con la investigación en agroecología, la relación entre esta y las problemáticas de género, la trayectoria de los movimientos sociales agroecológicos. Pero, además de las presentaciones orales típicas de un congreso, habrá diecinueve mesas redondas en las que se abordarán problemáticas que tienen que ver con la contaminación y el uso de agroquímicos, con el acceso a la tierra o la comercialización.

El Congreso se llevará a cabo los días 7, 8 y 9 de octubre bajo el lema “La agroecología, un nuevo paradigma para redefinir la investigación, la educación y la extensión para una Agricultura Sustentable”.

Según contó Pérez, la agroecología es un nuevo enfoque de cómo hacer agricultura. Considera principios y conceptos de la ecología para pensar el diseño y manejo de los agroecosistemas. Por eso es tomada hoy por los movimientos sociales “como una bandera de reivindicación ante ciertas problemáticas que viven los pequeños productores de la agricultura familiar y los campesinos”.

Las jornadas tienen como objetivo contribuir a la difusión de los avances en investigación agroecológica en Latinoamérica, promover la discusión y propuestas para el mejoramiento de la soberanía alimentaria y estrategias frente al cambio climático en la región.

Para el integrante del INTA, es importante que en los ámbitos académicos se empiece a profundizar y estudiar la agroecología como una alternativa al sistema hegemónico que tanto daña el suelo. “La agroecología está en los planes de estudio de forma muy reciente. Ya hace más de diez años que está como asignatura en la Facultad de Ciencias Agrarias de La Plata, pero, a pesar de eso, es necesario como un enfoque alternativo para enriquecer y complejizar la mirada, tener otras visiones y no una única forma de hacer las cosas. Lo planteamos como un enfoque necesario en la formación de los profesionales, pero también en el trabajo de las instituciones del Estado”.

Las jornadas tienen como objetivo contribuir a la difusión de los avances en investigación agroecológica en Latinoamérica, promover la discusión y propuestas para el mejoramiento de la soberanía alimentaria y estrategias frente al cambio climático en la región.

El congreso se viene realizando desde 2007, impulsado por la SOCLA, que es un organismo que apoya al movimiento agroecológico de América Latina y provee de opiniones científicas a organizaciones de agricultores campesinos en temas estratégicos como el impacto de los transgénicos y los biocombustibles, las implicancias del cambio climático, los impactos de la globalización, y en especial las alternativas al modelo industrial de agricultura.

SOCLA organiza cada dos años este multitudinario evento. Anteriormente fueron Colombia (2007), Brasil (2009), México (2011) y Perú (2013). Estos encuentros marcan el estado de situación de la agroecología en el continente latinoamericano.

En paralelo a las actividades académicas se realizará una feria de productos agroecológicos con la participación de productores de todo el país, un momento para el intercambio de semillas que será abierto a la comunidad.

Además, durante el congreso habrá presentaciones de experiencias concretas de trabajo agroecológico, y, como aclaró Pérez, se promoverá una serie de visitas post congreso de experiencias para ir a estudiar en la provincia de Buenos Aires campos de grandes extensiones “donde se produce bajo otro enfoque, sin uso de agroquímicos, planteado con principios que tienen que ver con la diversificación del sistema”.


Relacionadas:

“En 2016, la Ley de Agricultura Familiar va a estar funcionando”La Ley de Agricultura Familiar hace pie en la provinciaLa agricultura familiar va por las 5tas Jornadas“La agricultura familiar sufrió con el neoliberalismo”