Por Florencia Abelleira

Los treinta cuentos relatados por personalidades de la cultura y la actuación tienen un leit motiv: la inclusión. Para quienes no pueden ver, para aquellos que no tienen el hábito de leer, o simplemente para los que aman la literatura y quieren deleitar sus oídos, el Ministerio de Cultura de La Nación, en conjunto con el programa Cultura Accesible de la Dirección Nacional de Industrias Culturales, crearon la Audioteca y publicaron treinta relatos de literatura argentina interpretados por actores y actrices de distintos puntos del país.

“Audioteca no es sólo para quien no puede ver, sino para quien no puede ver de diversas formas, porque está trabajando, por ejemplo, pero puede oír. Es decir, aquí se busca la inclusión de muchos modos y la idea es que todos los argentinos tengan acceso gratuito a este archivo sonoro”, destacó Parodi en la presentación de esta iniciativa que se realizó el 29 de septiembre en el Auditorio Jorge Luis Borges de la Biblioteca Nacional.

La iniciativa estuvo a cargo de la cineasta argentina Lucrecia Martel, que está al frente del programa Cultura Accesible, y curado por la crítica, narradora y guionista de cine Graciela Speranza, quien sostuvo en el acto que la idea fue que la colección “no fuera la clásica antología de cuentos argentinos”, sino que en esta primera fase del proyecto hubiese un eje a partir del cual elegir textos y autores. Este eje fue el cruce entre lugares y primera persona.

El conjunto de cuentos forma una antología local que cruza geografías y diversas generaciones de escritores, y se puede descargar de manera gratuita desde distintos dispositivos tecnológicos como celulares, tablets y computadoras.

Esta primera colección literaria de la plataforma Audioteca se llama “Lugares” y cuenta con autores clásicos como Cortázar, Piglia o Fowgill, pero también con escritores jóvenes como Washington Cucurto, Patricio Pron o Carolina Bruck.

Entre el repertorio se encuentra “Las doce a Bragado”, de Haraldo Conti, interpretado por Tata Cedrón. “Yo estoy acostumbrado a cantar y esto fue algo diferente”, afirma el cantautor argentino de tango”; “yo era muy amigo de Haroldo, y me emocioné mucho, al punto de darme cuenta de que mi voz estaba a punto de quebrarse en la parte que habla de Carolina (hija del escritor desaparecido)”.

“Yo estoy acostumbrado a cantar y esto fue algo diferente: yo era muy amigo de Haroldo y me emocioné mucho, al punto de darme cuenta de que mi voz estaba a punto de quebrarse en la parte que habla de Carolina”, cuenta Cedrón sobre el cuento de Conti al que le puso voz.

Desde el Litin (Laboratorio de Ideas y Textos Inteligentes) de la Facultad de Periodismo de La Plata, Marina Arias opina que esta iniciativa no traspasa la literatura a la oralidad sino que “se trata de la lectura de relatos escritos, para que la literatura llegue por otros medios a los ‘lectores’, y eso es siempre una gran noticia”. Respecto a la importancia del proyecto, explica: “Ganar lectores es un imperativo para el campo literario, así como emprendimientos como estos, que amplían derechos y acceso a los bienes culturales –porque cultura es todo, es el modo de vida–, son siempre un imperativo para los Estados y para quienes creemos que la cultura es un espacio de transformación social para mejorar la vida de todos”.

Otra premisa importante de esta colección que está estrechamente vinculada al título es el tinte federal tanto de los relatos –por los lugares donde acontecen– como por la elección de sus escritores y narradores, provenientes de todas partes del país. “Está muy bien puesto Jaime Torres, porque con su manera de hablar, del interior, le da el tono preciso para el cuento de Héctor Tizón (‘La Gata’)”, opina Cedrón. Además, el cantante resalta su accesibilidad: “Uno va por la calle y todo el mundo está con su celular. Viajas en subte y todos están con el aparatito. Pero que dentro de ese aparatito puedan escuchar los cuentos me parece genial”.

Es que la plataforma Audioteca se enmarca en el espíritu del artículo 66 de la Ley 26.522, que procura garantizar el acceso de toda la sociedad a los contenidos culturales. Todos los cuentos se pueden descargar y escuchar gratis desde http://audioteca.cultura.gob.ar/.