Cuenta regresiva para seguir ejerciendo soberanía espacial

Cuenta regresiva para seguir ejerciendo soberanía espacial

El satélite Arsat 1 ahora tendrá compañía: hoy será lanzado el Arsat 2, para ampliar el área de cobertura y sumar calidad y servicios de telecomunicaciones para el país y el continente.

417
0

Por Leandro Gianello

Esta tarde, el Arsat 2, el segundo satélite argentino geoestacionario de telecomunicaciones, será lanzado desde Guayana Francesa, completando un ciclo tecnológico clave para el proceso de soberanía espacial que comenzó con la puesta en órbita de su gemelo el año pasado.

El Arsat 2 es el segundo satélite diseñado e integrado en su totalidad en Argetina, en INVAP, en Bariloche, y permitirá brindar servicios de televisión directa al hogar, señales de video, Internet, datos y telefonía IP mediante tres antenas, una de banda C y otras dos que lo harán mediante el uso de bandas Ku, ampliando su área de cobertura a casi todo el continente americano.

Luis Genovese, ingeniero aeronáutico y jefe del proyecto del Arsat 2, indicó a Contexto que los procesos y los recursos humanos dedicados a la puesta en órbita están preparados. “Ya está todo listo, y los procesos finales para la puesta a punto del satélite antes del lanzamiento se están cumpliendo dentro de lo previsto”, agregó.

Este nuevo hito en la historia aeroespacial argentina tiene gran relevancia, porque “en menos de un año estamos a punto de lanzar otro satélite de las mismas características”, destacó Genovese.

“Hay que poner de manifiesto la importancia que tiene para el país el desarrollo alcanzado por la tecnología nacional”, expresó el jefe del proyecto del Arsat 2, que ha pegado un salto cualitativo enorme en la última década gracias a las políticas de soberanía científica aplicadas en este sector.

“Hay que poner de manifiesto la importancia que tiene para el país el desarrollo alcanzado por la tecnología nacional.”

Por su parte, Marcos Actis, decano de la Facultad de Ingeniería de la UNLP, dijo a este medio que el Arsat 2 es un producto final en el que “participamos asesorando sobre cálculos, estructura y electrónica, pero fundamentalmente aportando recursos humanos”, el elemento más valioso para el éxito del proyecto.

“El lanzamiento del Arsat 2 es llegar al peldaño más alto en el desarrollo satelital, fruto de una decisión política del ex presidente Néstor Kirchner, que impulsó el trabajo de las empresas Arsat e INVAP de forma estratégica”, agregó Actis.

“El lanzamiento es llegar al peldaño más alto en el desarrollo satelital, fruto de una decisión política del ex presidente Néstor Kirchner.”

Este complejo aparato “es un desarrollo tecnológico de punta, que continúa con la construcción del Arsat 3 y el proyecto de lanzadores Tronador”, que en un futuro permitirán al país controlar el ciclo completo de soberanía espacial, concluyó el decano.

En declaraciones a la Agencia CTyS, Andrés Rodríguez, ingeniero a cargo del proyecto Arsat 1 y parte del equipo de diseño de este nuevo satélite, destacó que “todos los técnicos y la gente involucrada en el lanzamiento escenificamos cada una de las tareas” que se harán durante la jornada de trabajo, “que será muy ardua”.

Iguales pero distintos

Rodríguez explicó, en cuanto a las diferencias y similitudes entre los aparatos, que “los satélites tienen la misma plataforma desde el punto de vista mecánico y eléctrico, pero poseen distintas cargas útiles para prestar servicios de comunicaciones”.

El Arsat 2 usa el máximo de la capacidad de la plataforma mediante tres antenas, mientras que su predecesor solamente utiliza una. Básicamente, estas tres antenas que operan en bandas de frecuencia Ku y C cubren tres espacios geográficos distintos: América del Norte, Sudamérica y, a su vez, el continente casi completo.

“Las dos bandas permiten reusar la misma cobertura geográfica sin que se produzcan interferencias entre ellas”, potenciando la prestación de servicios, resaltó Rodríguez. “La banda C se usa históricamente para transmisión de televisión, porque no se interrumpe por las lluvias, y en Latinoamérica ya hay antenas en todos lugares de banda C, por lo cual será fácil comercializar contenidos desde Argentina a otros países”.

[quote_recuadro]

Pruebas y testeos

Los procesos de verificación realizados previamente al lanzamiento demostraron que el satélite es apto y que no se comprueban problemas de ningún tipo, incluyendo la realización de una serie de pruebas funcionales en la sede del INVAP y de ensayos ambientales en el Centro de Ensayos de Alta Tecnología, CEATSA, en San Carlos de Bariloche.

Antes de ser enviado a Guayana Francesa, los principales test a los que fue sometido el satélite fueron de termovacío, acústico, de vibraciones, de compatibilidad electromagnética, de campo cercano por radiofrecuencia y de propiedades de masa.

[/quote_recuadro]

COMPARTE