“Este día de reivindicación se convierte en este nuevo derecho presente”

“Este día de reivindicación se convierte en este nuevo derecho presente”

A 39 años del operativo de la Noche de los Lápices que terminó con el secuestro de nueve jóvenes que luchaban por el boleto estudiantil gratuito, se hizo efectiva la lucha y se implementará a partir del próximo ciclo lectivo.

317
0

Por Maximiliano Ceci

“Este día de reivindicación de la lucha de estudiantes desaparecidos en la Noche de los Lápices se convierte en este nuevo derecho presente y que tenemos que ampliar hacia el futuro”, dijo el gobernador Daniel Scioli, que encabezó el acto por el 39 aniversario de la Noche de los Lápices en el Teatro Argentino de La Plata, junto a estudiantes del nivel primario y secundario, para anunciar la puesta en funciones del Boleto Estudiantil gratuito en la provincia de Buenos Aires, a partir del próximo ciclo lectivo.

“Este proyecto político, desde ese gran presidente que tuve el honor de acompañar, Néstor Kirchner, ha puesto a la juventud como gran protagonista de esta transformación y destinataria de políticas activas”, dijo el candidato a presidente del Frente para la Victoria, que estuvo acompañado por su compañero de fórmula Carlos Zannini. También participaron del acto sobrevivientes y familiares de desaparecidos en la Noche de los Lápices, el vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto, el presidente de la Cámara de Diputados de la provincia, Horacio González, y la directora de Cultura y Educación de la provincia, Nora de Lucía.

La noche del 16 de septiembre de 1976 se inició un operativo conjunto de efectivos policiales y del Batallón 601 de Ejército para capturar a nueve jóvenes que tenían entre 16 y 18 años, y en su mayoría eran integrantes de la Unión de Estudiantes Secundarios (UES), quienes reclamaban por el boleto estudiantil secundario gratis. Seis de ellos permanecen desaparecidos.

“Esta reunión de jóvenes me inspira, por más que no todos tengan los mismos ideales. Néstor, siempre que se paraba frente a un auditorio así, decía: ‘Chicos hagan lío’. Porque no se puede ser políticamente correcto a los quince, a los veinte años”, dijo a Contexto Zannini, y agregó: “Cuando vos tenes una infancia, una adolescencia con ideales, después podes tener una vejez tranquila. Siempre y cuando hayas hecho algo para los otros. Estos derechos, como es el boleto estudiantil gratuito, son para todos, igualan para bien”.

En el mismo sentido, el candidato a vicepresidente por el FpV destacó la política de ampliación de derechos. “Es un orgullo decir que la Argentina tiene un Gobierno que amplía los derechos, cuando en el mundo los Gobiernos son los cucos de la sociedad, como el caso de Grecia, España”, señaló Zannini, y expresó: “Cristina dice que no hay magia, pero yo le digo que un poquito de magia hay en todo esto, porque si no nos hubiéramos plantado a hablar de derechos humanos en un país que quería ocultarlos, que quería aceptar una especie de reconciliación sobre los cadáveres, no hubiéramos obtenido todo esto. No debemos ser conformista, siempre hay cosas por hacer”.

La norma contempla la creación del boleto para usuarios “del sistema de transporte provincial ferroviario, fluvial y de colectivo de pasajeros en sus servicios urbanos, suburbanos e interurbanos”, que sean alumnos “pertenecientes a instituciones educativas públicas de gestión estatal y de gestión privada con aportes del Estado en todos los niveles” de la provincia. El boleto podrá ser utilizado durante los días hábiles del año escolar, concediendo hasta cincuenta viajes por mes en transporte urbano e interurbano a estudiantes del nivel primario y secundario, cuarenta y cinco para quienes estén cursando un nivel terciario y cuatro viajes de ida y vuelta en larga distancia para universitarios. Además, Scioli anunció que impulsará la Ley del Boleto Estudiantil y Gratuito “para toda la Argentina”.

“Para los platenses es un día muy importante, para nuestra historia y la de todos los jóvenes”, dijo De Lucía al recordar a los estudiantes desaparecidos en la Noche de los Lápices, que justamente reclamaban por el boleto estudiantil hace 39 años.

Además, en el acto estuvo presente Pablo Díaz, sobreviviente de la noche de los Lápices y testigo fundamental para la reconstrucción de los hechos en la película dirigida por Héctor Olivera, basada en el libro homónimo de María Seoane y Héctor Ruiz Núñez. “Estaba el prejuicio de que ‘en algo andábamos’ y sí, andábamos en algo y con el correr de los años hoy ellos (los familiares de los estudiantes desaparecidos) y la sociedad toda pueden sentirse orgullosos de lo que andábamos”, concluyó Díaz.

La jornada continuó con una radio abierta en Plaza Italia donde se concentraron la Unión de Estudiantes Secundarios (UES) y agrupaciones de Unidos y Organizados para marchar hacia hacia el Ministerio de Infraestructura, donde Los Gardelitos cerraron la jornada en conmemoración de los compañeros desaparecidos por la Noche de los Lápices.

[quote_recuadro]

Compañeros desaparecidos en la Noche de los Lápices
Claudio de Acha

Era tímido y gran lector. Se crió en un hogar de trabajadores con ideas de izquierda, y con la llegada del camporismo se incorporó a la vida política: participó de la toma del Colegio Nacional de La Plata y se sumó a la Unión de Estudiantes Secundarios (UES) después de la muerte de Juan Domingo Perón, el 1º de julio de 1974. Tenía 17 años cuando lo secuestraron.

María Clara Ciocchini

Alumna de colegio católico y scout en una parroquia de barrio. Su militancia comenzó en la Unión de Estudiantes Secundarios (UES) de Bahía Blanca. A fines de 1975 se mudó a La Plata e ingresó en el Bachillerato de Bellas Artes, donde conoció a María Claudia Falcone. Era oficial de Montoneros y tenía 18 años cuando la secuestraron.

María Claudia Falcone

Hija del ex intendente de La Plata Ademar Falcone. Casi al mismo tiempo que empezó a estudiar en el Bachillerato de Bellas Artes empezó a militar en la Unión de Estudiantes Secundarios (UES).  Dio apoyo escolar e hizo asistencia sanitaria en barrios pobres en La Plata y participó de los reclamos por el boleto estudiantil. Tenía 16 años cuando la secuestraron.

Francisco López Muntaner

Militaba en la Unión de Estudiantes Secundarios (UES) en el Bachillerato de Bellas Artes y dio apoyo escolar junto a María Claudia Falcone. El padre de “Panchito”, un trabajador petrolero, había caído preso durante el Plan Conintes (Conmoción Interna del Estado), que aplicó Arturo Frondizi para reprimir la protesta social. Tenía 16 años cuando lo secuestraron.

Daniel A. Racero

“Encontré una trinchera para luchar por una causa justa”, escribió cuando ingresó a la Unión de Estudiantes Secundarios (UES). Era estudiante del Normal 3 de La Plata e hijo de un suboficial naval peronista. Lo secuestraron a los 18 años de la casa de Horacio Ungaro.

Horacio Ungaro

Provenía de una familia comunista, pero en 1974 se sumó a la Unión de Estudiantes Secundariios (UES). Militaba en el Colegio Normal 3 y hacía tareas de apoyo escolar en los barrios pobres platenses. Tenía 17 años cuando fue secuestrado.

[/quote_recuadro]

COMPARTE