Por Roberto Álvarez Mur

“Fuerza” es la traducción de la palabra quechua kallpa. No en vano, la productora jujeña Wayruro decidió bautizar Kallpa TV al proyecto audiovisual que, a fuerza de ideas y trabajo, tiene por meta llevar a la pantalla chica la voz e identidad del noroeste argentino. Este nuevo espacio, hoy digital y con sus primeras experiencias en televisión abierta, surgió en la última década en el seno del desarrollo de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

Moisés Rioja, miembro de Wayruro, conversó con Contexto sobre los desafíos de encarar un medio que ponga en foco la cultura y la identidad del noroeste, que marque agenda propia y que ponga en discusión la hegemonía cultural porteña en la televisión. Esa experiencia también la contó en el panel “Medios comunitarios, populares y alternativos” del II Congreso de Comunicación y Ciencias Sociales y I Congreso de Comunicación Popular que realizó la Facultad de Periodismo de La Plata.

-¿Qué desafíos conlleva desarrollar un medio audiovisual a nivel comunitario y regional?

-Desafíos hay muchos. Ya el sólo hecho de poner la torre de señal en San Salvador genera discusiones sobre cómo, de qué manera, con quiénes. Además, hay que generar articulación entre las diversas organizaciones que trabajan en esto. Por otro lado, producir contenido que dispute agenda, no queremos hacer comunicación solamente para los convencidos.

-¿A qué refiere esa idea?

-Refiere a pensar la comunicación para la totalidad de la población de Jujuy, y estamos en el desafío de hacer una televisión de calidad que pueda no sólo llegar a quienes forman parte de esto, sino también a quienes sólo consumen lo que llega de los grandes medios. Una televisión profunda y entretenida, donde podamos vernos a nosotros mismos, pero no con lo típico de la mesa con mantel y un croma verde de fondo.

“estamos en el desafío de hacer una televisión de calidad que pueda no sólo llegar a quienes forman parte de esto, sino también a quienes sólo consumen lo que llega de los grandes medios.”

-¿En qué momento surge la iniciativa de encarar el proyecto?

-Nosotros pensamos esta propuesta a partir de unos espacios formativos y de capacitación que veníamos potenciando desde el 2007, en aquel entonces a través de un programa nacional que era el Contalo vos, que buscaba generar revistas barriales. En Jujuy muchísimas organizaciones se presentaron. Fue ahí que presentamos una propuesta con Wayruro para generar espacios de capacitación en comunicación popular. Entre 2008 y 2009 juntamos más de ochenta organizaciones de toda la provincia. Luego de un tiempo entendimos que a partir de los espacios de formación era momento de dar un paso más. Allí estuvo la antesala de Kallpa. Entre 2010 y 2013, entre idas y venidas de organizaciones de las provincias de Salta y Tucumán, surgió la red de colectivos que conformarían eventualmente el proyecto de Kallpa.

-¿Con qué contenidos se puede encontrar aquel que desconoce Kallpa TV?

-Mucha producción local y barrial. Desde diversas maneras de encarar las noticias que se muestran desde los grandes medios con una perspectiva de la comunicación comunitaria, hasta ficción. Siempre se reproduce la idea de que ficción sólo pueden hacer Suar, Tinelli, figuras de renombre. Hay organizaciones, por ejemplo, de Tucumán que han hecho series de ocho capítulos y donde abordan su propia identidad.

-¿Cómo es pensar un medio a nivel regional que se enfrente con lo que se produce por los grandes medios, en especial desde Buenos Aires?

-Es una lucha permanente. Nosotros creemos que desde lo audiovisual hay dos mitos que se han roto en los últimos años. Por una lado, creer que no se puede hacer televisión desde el Estado. Pakapaka, Encuentro y tantos otros espacios han roto con esa idea. Y el otro mito es el de creer que todo lo que produce el interior es porquería, y que lo único bueno que se produce es de las nueve o diez productoras de Palermo. Y los planes de fomento que se han generado desde el INCAA, tanto en contenidos como en estética, han roto ese otro mito. Lo que falta aún es que el común de la gente se de cuenta de eso.

“Creemos que desde lo audiovisual hay dos mitos que se han roto en los últimos años. Por una lado, creer que no se puede hacer televisión desde el Estado. Y el otro mito es el de creer que todo lo que produce el interior es porquería.”

-¿Cómo puede sintonizarse Kallpa TV?

-Ya hemos empezado a emitir señal a modo de prueba, con la torre provisionalmente en San Salvador. Estamos con una página web: www.kallpatv.com.ar. Ya tenemos muchos materiales producidos. De todas maneras, queremos promover la idea de que la comunicación no pasa sólo por la televisión, sino que las nuevas plataformas modifican también todo el espectro de consumo.