Por Leandro Gianello

Luego de la suspensión del evento por razones climáticas, distintos representantes de centros culturales, artistas y vecinos de La Plata realizaron un “baterazo” para reclamar en forma conjunta por una legislación nueva que los contemple como espacios alternativos de difusión.

Los participantes del original reclamo se instalaron frente al edificio municipal luego del cierre de la sesión ordinaria del Concejo Deliberante, buscando que se contemple la reapertura del debate sobre una nueva ordenanza más inclusiva, que reconozca los lugares y el trabajo autogestivo que se realiza en ellos.

El evento fue organizado desde el seno de la Unión de Centros Culturales, Alternativos y Artistas de La Plata, UCECAA, que invitó a músicos con sus respectivos instrumentos, en este caso baterías, a sumarse al reclamo por una nueva normativa, como la que ya ha sido propuesta por los concejales de la bancada del bloque del Frente para la Victoria Nacional y Popular.

El reclamo es por una nueva normativa más inclusiva, como la que ya ha sido propuesta por los concejales del Frente para la Victoria Nacional y Popular.

“Pudimos ser recibidos por representantes municipales, a quienes les entregamos los postulados que elaboramos entre los centros reunidos en la UCECAA”, destacó a Contexto “Bocha”, organizador del evento junto con otros referentes de los espacios culturales platenses.

Desde la organización “consideramos que la iniciativa fue un éxito, y esperamos que el debate por los centros culturales alternativos sea reabierto” para incluir todos los lugares que hoy por hoy están fuera de la normativa, indicó “Bocha”.

“Ya tenemos elaboradas las propuestas teniendo en cuenta las características de los espacios que representamos”, agregó. También destacó que el proceso implicó el trabajo en dos frentes; uno con los mismos centros organizados, aunando las diferencias entre ellos para racionalizar las demandas, y otro de negociación y reclamo, que se efectivizó hoy con el “baterazo, que implica dejar de equiparar estos lugares con comercios comunes y corrientes”.

“consideramos que la iniciativa fue un éxito, y esperamos que el debate por los Centros Culturales Alternativos sea reabierto.”

“Exigimos, además, la creación de un registro que dependa directamente de la Secretaría de Cultura municipal” para tapar ese “vacío legal” que deja a los espacios de este tipo en un limbo de normativas que terminan por entorpecer e impedir su funcionamiento, manifestó “Bocha”.

La iniciativa del “baterazo” fue un acto simbólico por una legislación que contemple nuevos derechos para los lugares donde la cultura se expresa en formas no tradicionales, habían indicado los organizadores.

Según la postura de la UCECAA, los centros culturales alternativos no son comercios ni están gestionados por comerciantes, ya que en su enorme mayoría están integrados por actores y promotores “de la cultura alternativa e independiente”.

Los reclamos

Entre los principales reclamos que se contemplan desde la UCECAA figura una legislación que “fomente la diversidad, la descentralización y la autogestión”, brindando “visibilidad a todos los lenguajes artísticos” y que “facilite la creación de nuevos espacios” de expresión.

Además, se busca adaptar los requerimientos legales para la conformación de estos centros basándose en “las necesidades de los espacios autogestivos” y que “flexibilice los trámites y acelere los tiempos de habilitación”.

También solicitan la habilitación de los espacios y el fomento del quehacer cultural, buscando también la aplicación a nivel local de la Ley Nacional de la Música, junto con el estímulo y la difusión de los artistas independientes.


Relacionadas:

Un “baterazo” por más y mejores centros culturales