Por Roberto Álvarez Mur

Luego de varios días de tensión por las inundaciones que afectan a muchas zonas de la provincia de Buenos Aires, se abre el interrogante sobre qué factores propician este tipo de emergencias ambientales. La especialista del departamento de Geografía de la Universidad de La Plata, Patricia Pintos, estudió los fenómenos que afectan al río Luján y su incidencia en las inundaciones de toda la cuenca. Pintos conversó con Contexto sobre los actores que influyen en los desbordes, que ya representan unas 10 mil personas evacuadas.

“Los motivos son varios. El primero es de carácter natural. Este es un fenómeno meteorológico de grandes proporciones, con casi dos días instalado en la región. Por otro lado, se debe agregar que los factores no son sólo naturales, sino que también convergen factores antrópicos. En la cuenca alta y media de Luján, los municipios de Mercedes, Suipacha, es clara la incidencia de los canales clandestinos que vierten los excesos del agua de los campos en la cuenca, y eso genera volumen de agua adicional que agrava bastante más el problema”, explicó Pintos.

“los factores no son sólo naturales, sino que también convergen factores antrópicos. En la cuenca alta y media de Luján, los municipios de Mercedes, Suipacha, es clara la incidencia de los canales clandestinos que vierten los excesos del agua de los campos en la cuenca”, explica Pintos.

En la cuenca baja, un fenómeno de impacto ambiental que se consolidó en los últimos quince años es el avance de la ciudad bajo el modelo de la urbanización cerrada. Pintos señala al complejo Nordelta como el principal representante de esta tendencia. “Ese es el primer ejemplo. Lo que hace este modelo urbano es avanzar sobre áreas de gran fragilidad ambiental, como son los humedales, o las planicies como las que se han inundado respecto del río Luján”. Hoy la transformación de los humedales en la cuenca baja del río Luján, en Escobar, Campana, Pilar, Tigre, alcanza las 9.200 hectáreas en las 65 urbanizaciones cerradas.

El humedal es el ámbito natural donde, en caso de un río desbordado, en una situación de creciente extraordinaria como esta, ayudaría a amortiguar el efecto de las inundaciones. “Pero a partir de este fenómeno inmobiliario se están ocupando vastas superficies de humedales, apartándolos de su función de contingencia, y utilizándolos para funciones para las que no están preparados. El modelo inicia a finales de los noventa”, explicó Pintos.

Barrios cerrados: “a partir de este fenómeno inmobiliario se están ocupando vastas superficies de humedales, apartándolos de su función de contingencia. El modelo inicia a finales de los noventa”.

Para el año 99 se empezaron a comercializar los primeros lotes de los barrios de Nordelta. Luego, frente al éxito de ese modelo que establece un diferencial respecto del modelo clásico de la urbanización cerrada, y que ofrecen una oferta de barrio entremezclado con laguna artificial para actividades náuticas, comenzaron a aparecer una serie de edificaciones de este tipo de una magnitud mayor.

La geógrafa de la UNLP explicó la necesidad de generar medidas desde el Estado para revertir este panorama en los años venideros: “Con políticas de clara vocación municipal por intervenir y planificar el territorio y por hacer una gestión sostenible del territorio”, dijo Pintos, y agregó: “En realidad, lo que este fenómeno muestra es que las empresas urbanizadoras vienen actuando a su libre albedrío, facilitadas por los procedimientos utilizados para la aprobación de los emprendimientos, tanto en los municipios como en la provincia”.

“Creo que lo importante en este momento es recuperar la capacidad planificadora de los distritos, el poder de policía para controlar que estas urbanizaciones no empiecen a hacer los movimientos de suelo con antelación a conseguir los certificados de factibilidad técnica. Es un problema de gestión.”

El antecedente local

“La Plata representa una analogía para estas situaciones. Cuando la ciudad se subordina a los designios del mercado desarrollador inmobiliario, estamos en problemas. Es el Estado el que tiene que tener en claro qué es lo que debe hacer, dónde es más conveniente que la ciudad crezca, con qué criterios, y qué zonas hay que preservar del crecimiento de la ciudad para proteger ecosistemas que son valiosos para el conjunto del desarrollo urbano.”

[quote_recuadro]

Convocatoria por una ayuda militante

201304_inundaciones_la_plata_la_campora

Por Leandro Gianello

El gobierno nacional anunció una nueva convocatoria de las jornadas solidarias “La Patria es el Otro”, a las que se sumaron la Facultad de Periodismo de la UNLP y la juventud militante, para colaborar activamente con los afectados por las inundaciones.

La iniciativa, organizada a través de la Subsecretaría de Juventud del Ministerio de Desarrollo Social, coordina los esfuerzos para ayudar a los damnificados por las copiosas lluvias en las zonas más críticas de la provincia.

Desde La Plata, la convocatoria está encabezada por la Facultad de Periodismo y Comunicación Social a través de su decana, Florencia Saintout, quien dispuso la estructura académica para sumarla a la jornada mediante la aprobación de una resolución que exime de obligaciones a los estudiantes provenientes de las áreas afectadas.

Por su parte, la agrupación estudiantil Rodolfo Walsh sumó su apoyo al llamado efectuado desde el Ministerio, convocando a militantes, estudiantes e interesados en participar y recibiendo “donaciones destinadas a las zonas más afectadas, que se distribuirán una vez el agua baje”, expresó Marcel Aguilera, consejero directivo de la Facultad.

“La idea es replicar en Salto, Lobos, Luján y otros distritos la experiencia de trabajo que tuvimos durante la inundación de La Plata en abril de 2013, cuando colaboramos para llevar toda la ayuda posible a los vecinos inundados.”

“Una vez que la inundación escurra, coordinaremos un plan de limpieza que incluirá calles, zanjas, canales y hogares”, lugares que es preciso desinfectar para que la emergencia hídrica no se convierta en un evento sanitario. Y abundó: “La idea es replicar en Salto, Lobos, Luján y otros distritos la experiencia de trabajo que tuvimos durante la inundación de La Plata en abril de 2013, cuando colaboramos en conjunto con la JP Provincia de Buenos Aires para llevar toda la ayuda posible a los vecinos inundados”.

El consejero directivo de la Walsh además indicó que “el operativo de ayuda contemplará el viaje a esos lugares, sumando la ayuda de los compañeros que viven en los municipios y estudian en la ciudad de La Plata para que participen en las tareas de distribución”.

“Es importante el apoyo brindado por las autoridades de la Facultad de Periodismo, que emitió una resolución para justificar las faltas a los alumnos de esos distritos”, agregó Aguilera. Y resaltó que “la Walsh, como agrupación militante, busca aportar su propia estructura para que el trabajo en conjunto sea más efectivo y poder así ayudar a todos aquellos que lo necesiten”.

Hasta el momento, hay más de setecientos voluntarios anotados para colaborar con los evacuados, según señalaron en la Subsecretaría de Juventud del Ministerio de Desarrollo, que también aclaró que las donaciones recibidas en esta campaña de carácter nacional estarán a cargo de la Red Solidaria que encabeza Juan Carr.

Desde el mismo Ministerio indicaron que las jornadas de voluntarios comenzarán en los distritos de Cañuelas, Moreno, La Matanza y Pilar apenas empiece a bajar el agua, intensificándose hacia el fin de semana.

[/quote_recuadro]