Los argentinos se presentarán este domingo a las urnas para decidir quiénes serán los candidatos que llegarán a las elecciones de octubre como representantes de cada partido, en las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). El padrón nacional, que asciende a una cifra cercana a los 32 millones de votantes, estará integrado por todos los ciudadanos argentinos nacidos antes del 9 de octubre de 1999; es decir, todos aquellos que tendrán al menos dieciséis años el día de las elecciones nacionales. Sin embargo, para los menores de dieciocho años, el sufragio no será obligatorio, sino opcional.

Los cargos ejecutivos en disputa, son: presidente y vicepresidente, gobernador y vicegobernador e intendente. A su vez, los cargos legislativos nacionales que se renuevan, serán: la mitad de la Cámara de Diputados (130), un tercio de la de Senadores (24). En cada provincia, mayoritariamente, se vienen renovando las legislaturas y las intendencias.

Además, estas elecciones tienen la particularidad de ser las primeras en las que los argentinos elegirán a sus representantes nacionales y provinciales ante el Parlasur, el organismo legislativo supranacional integrado por los países miembros del Mercosur. Así, se definirá quiénes serán los representantes de cada partido en disputar los diecinueve puestos nacionales y los veinticuatro regionales (uno por cada provincia, y uno por la Ciudad Autónoma).

De las once fuerzas que disputarán por el gobierno nacional, sólo tres presentan listas divergentes para el cargo de presidente: Cambiemos (donde la interna estará planteada entre Macri, Sanz y Carrió), UNA (con Sergio Massa por un lado y José Manuel de la Sota por el otro), y el Frente de Izquierda (donde se enfrentarán Jorge Altamira contra Nicolás del Caño). Las ocho fuerzas restantes, incluyendo al kirchnerismo, ofrecerán una sola fórmula presidencial por partido.

Los bonaerenses, a su vez, se encontrarán este domingo con trece opciones para elegir gobernador dentro del cuarto oscuro. En la instancia provincial, el FpV se presenta con dos listas: una integrada por el actual jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y el presidente de la AFSCA, Martín Sabbatella; en contraposición a la fórmula compuesta por el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, y el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza.

Tanto el Frente de Izquierda y los Trabajadores, como la Alianza Progresistas, irán también con dos listas para la gobernación; mientras que la coalición Cambiemos disputará en la provincia con una sola propuesta, con María Eugenia Vidal como candidata a gobernadora, y Daniel Salvador para vicegobernador, al igual que la alianza UNA (conformada por el partido Democracia Cristiana y el Frente Renovador), quienes impulsarán desde su lista las candidaturas de Felipe Solá y Daniel Arroyo. También los partidos Compromiso Federal, Alianza Frente Popular y Patria Grande se presentarán con una única lista para pujar por la gobernación bonaerense en octubre.

En la ciudad de las diagonales, el listado de propuestas electorales alcanzó un récord de veintitrés aspirantes a la disputa municipal. De cara al domingo, la tensión estará concentrada en la interna del Frente para la Victoria, donde se enfrentarán por encabezar el partido en las elecciones de octubre la concejala kirchnerista Florencia Saintout y el actual intendente de La Plata, Pablo Bruera.

Además de la doble lista del FpV, en La Plata la oferta de representantes partidarios será abundante: cinco candidatos presentados por UNA (Frente Renovador y Democracia Cristiana), tres por Cambiemos (PRO, UCR y CC), dos por Compromiso Federal, dos por el Frente de Izquierda y dos por Progresistas. Las siete fuerzas restantes llevarán cada una a un sólo candidato municipal.