Patas Sucias – Seres humanos, suciedad!

El trío de Berisso elige al funk como plataforma de despegue. Por Gonzalo Bustos

501

Acá hay un disco de funk rock. Seres humanos, suciedad!, el primer LP del trío de Berisso, es un trip de canciones constituidas con los recursos estructurales del género y condimentadas con dosis precisas de rock clásico.

Grabado en Estudios Tolosa por Gualberto de Orta (Norma), el álbum marca el terreno desde el primer track. “Seres humanos, suciedad!” se desplaza entre un riff cortante de guitarra, un slap de bajo y golpes de batería secos y cortantes. Pero es en el puente de la canción donde aparece la marca de agua de Patas Sucias: breaks instrumentales virtuosos que acentúan el gen de las canciones.

Si el arranque allana el terreno, lo que sigue abre el abanico de recursos que tienen el cantante y guitarrista Rodrigo Merones, el bajista Mauro López Sein y el batero Nicolás Zein. “El hueso” carga sentido pop por su melodía suave y su lírica social (“dónde está la consciencia en la ciudad”) cantada con un tono diáfano. La voz se mete dentro de una cueva en “Disco ficticio”, donde el primer plano queda para una guitarra sigilosa que termina desplazada por un groove de bajo machacante. “Lecho de bamboo”, que comienza con una guitarra con efectos de reverb y wah-wah, se sostiene sobre un acorde de bebop con arreglos de un bajo versátil pellizcado y cacheteado por igual.

Aunque Seres humanos… se mantiene sobre un funk de instrumentación minimalista, los Patas Sucias se valen de sus habilidades como músicos para ir más allá en una búsqueda que alcanza su lado más experimental en el épico cierre de “Encuéntrame entre el gamexxane”, una cabalgata de diez minutos de climas sonoros.

[bandcamp width=100% height=120 album=3479619761 size=large bgcol=ffffff linkcol=0687f5 tracklist=false artwork=small]