Todos les debemos algo – Varios artistas

La patria stone sale a mostrar el oficio. Por LdM

736

En este disco homenaje ideado por Nenu Muñoz, cantante de Vamos de Vuelta, la fidelidad del fanático argentino a los Rolling Stones aparece en forma de canciones que respetan la fuente. En los trece temas que componen Todos les debemos algo, la patria stone sale a mostrar el oficio cantando con teatralidad rockera y un interés manifiesto: recrear las principales ideas del tándem Jagger-Richards sin deformar nada.

En “Star Star”, tema que abre el disco, La Ñata impone el tono “rock de carretera” al estilo Ratones Paranóicos con cálculo, apoyándose en el ritmo y recreando las inflexiones sarcásticas de una de las canciones más controvertidas de la discografía stone, dedicada a sus fanáticas con el nombre (censurado) de “Starfucker”. En la versión en castellano de “Shattered”, Los Bluyines muestran soltura para la ejecución y capacidad para agregar capas sonoras que generan climas de tugurio pero sin correrse jamás del objetivo blues-rock.

El recorrido del disco cubre un amplio espectro histórico, en el que aparecen clásicos tempranos como “Ruby Tuesday” (1967), versión en la que Pablo Amarillo consigue un toque contemporáneo gracias a la relación entre su voz aterciopelada y el arreglo de piano y orquesta, que tienden un cable al neo soul. Pero esa es la única alteración en una celebración donde el despilfarro está puesto en las guitarras, en general con norte blusero.

En su reverente recorrido, las bandas se permiten algunos desvíos para llevar a los Stones a su propio campo sonoro, como ocurre en el final de “Anybody Seen My Baby”, versión que La Noche de Garufa cierra con un recurso muy transitado en los noventa: transformar un riff clásico en un registro pesado. O la versión filosa de “Jumping Jack Flash”, ejecutada por Gol, que parece ir tejiendo texturas eléctricas a navajazos, al mejor estilo The Cult de los 80. El cierre retoma la línea reverencial con “You gotta move”, en una versión de mucho nivel a cargo de Don Vilanova, ejecutada con una National Acustic Silver, sonido de blues seminal que remite a las mismas raíces de las que se nutrieron los Rolling Stones.

[bandcamp width=100% height=120 album=3641076849 size=large bgcol=ffffff linkcol=0687f5 tracklist=false artwork=small]