Los hermanos Ricardo y Mario Serra no se juntaban sobre un escenario desde hacía muchos años. Ricardo dejó Virus en 1984, cuando ya no quedaba lugar para su toque de guitarra gruñón y minimalista. Casi abandona la música, hasta que creó su propio estudio de grabación, Bauhaus, para seguir de cerca el pulso sonoro de la ciudad. Mario continuó con Virus durante algunos años, formó parte de la banda de Charly García y “tocó de todo” como músico sesionista de Sony.

[quote_right]”No me vengas a hablar de “onda” cuando tocás para el culo”, dice Mario Serra[/quote_right]

Pero finalmente los reencontró Hey, el proyecto que formaron en 2012 el vocalista Fernando Rovaletti y el bajista Pablo Rica, y con el que compusieron todo un disco antes de saber con quién tocarlo. Mario y Ricardo se sumaron cuando el repertorio ya estaba definido. Grabado por ellos mismos en City Bell y luego mezclado por Demián Chorovicz en los estudios Panda, Hey, escuchen esto -editado en junio del 2013- es un disco de 17 canciones donde Rovaletti descarga frustraciones, deseos, sueños e incertezas en un clima algo lúgubre, por momentos liberador, y algo aliviador hacia su desenlace, donde la furia abre lugar a la reflexión. A veces, los títulos hablan: el disco abre con “Ya no resisto” y termina con “Tan colgado”.

¿Qué punto de encuentro hallaron para armar Hey?

Mario Serra: Pablo y Fernando, que fueron los que armaron el disco. Después, cuando empezamos a querer salir a tocar, probamos algunos guitarristas pero no dimos con ninguno que nos gustara. Así que pensamos en El gordo y lo sacamos de la caverna.

Fernando Rovaletti: Nos empezó a encontrar la interpretación como banda de ese disco. Y ahora nos copamos más con lo nuevo. De todas maneras, para mí es una misma línea que sigue, aunque componemos desde otro lugar y eso le da otro color a todo.

Ricardo Serra: Ahora hay un montón de temas nuevos, que no son los que están en el disco, con ideas que van saliendo como grupo. Lo anterior era de laboratorio, lo de ahora es como banda.

¿Qué los motiva de esta nueva etapa?

Mario Serra: Me motiva tocar cosas nuevas e innovar. No quiero decir que estemos innovando en la música, sino que yo me innovo al tocar algo que nunca había tocado. En ese aspecto es muy atractivo.

Ricardo Serra: A mí me motivó mucho la idea de tocar en trío. Es un formato donde todos ganan espacio y no hay muchas bandas que lo hagan. Es más divertido, aunque también más complicado. Y a Mario y Pablo, que tocan mucho, me parece que les conviene, tienen más lugar para desarrollar el estilo. Está bueno porque yo soy minimalista, es una buena combinación.

En el primer disco hay una primera parte de power rock y después un espacio para canciones. ¿Es una combinación que pretenden continuar?

Ricardo Serra: No, pasa por otro lado lo nuevo. Fernando está cantando desde otro lugar, con una banda ya sonando, y también está componiendo distinto.

Fernando Rovaletti: Se conserva la búsqueda rockera pero a la vez generamos climas, tempos más tranquilos que están muy buenos. Esas dos cosas se transformaron en otra y con un vuelo mayor. No componemos pensando lo que va a ser sino que el sonido ya es, ya está ahí.

Hay cierta actitud punk en el grupo, aunque ustedes no se etiqueten con ese estilo.

Fernando Rovaletti: Sí, coincido, aunque nos gusta ser prolijos, no desafinar. Pero por otro lado, esa prolijidad y esa musicalidad siempre se quiebran. Nunca nos quedamos en la monotonía, sino que siempre hay una ruptura, que es buscada. No hay una sola canción en la que no lleguemos a ese lugar. No nos sale hablar de amor.

Mario Serra: Para mí, a esta altura de mi vida, algo tenés que pelar, no me vengas a hablar de “onda” cuando tocás para el culo. Con Ricardo estuvimos en el jurado del concurso de bandas que organizó la municipalidad. La que elegimos, ya está tocando, Muerte al Tío Cosa. Pero lo que conocimos en el concurso es una coctelera. De todas las bandas había pocas que supieran tocar verdaderamente.

Ricardo Serra: La escena metalera viene muy bien. Mi hijo tiene bandas de ese estilo. Son pibes que tienen manejo del instrumento, se preocupan por mejorar, están informados. Pero no tienen difusión de lo que hacen. Cantan en inglés porque no cantan para acá, sino para el mundo. Yo les digo que canten en castellano pero no quieren, quieren ir a tocar a Australia.

¿Qué es ser rockero para ustedes?

Mario Serra: Es lo que toco desde siempre, y pude vivir de eso. Y sigo grabando para mucha gente, pero lo que me identifica es el rock. A los 19, cuando descubrí a Led Zeppelin y Deep Purple, con esos bateristas que tenían, para mí fue trascendental. O cuando vi a Moro tocando con doble bombo en Los Gatos. Eso es un piso para toda mi generación. Es como haber sido contemporáneo de Mozart.

Ricardo Serra: A mí me gustan las canciones, sea metal o cualquier cosa. Me gusta el rock, pero también el pop, que tiene melodías y temas muy copados, incluso ahora; Kathy Perry tiene unos temas buenísimos.

¿A Hey lo ubican en alguna de las tradiciones del rock?

Mario Serra: Yo le veo como algo canción-pop-punk-rock.

Pablo Rica: Son canciones con una energía rara.

Fernando Rovaletti: Sobre todo tenemos un sonido totalmente diferente al indie platense. Hay una cosa medio naif en esas canciones, una monotonía buscada, casi comparable al nuevo cine argentino, pero nosotros siempre estamos explotando más las cosas. Hey no se pega a ese movimiento. A nosotros no sale así: bipolar.