[quote_recuadro]ESPECIAL: Medios y dictadura[/quote_recuadro]

El operativo se inició en la medianoche del 20 de julio con un apagón en las tres ciudades aledañas al Ingenio Ledesma. Todos creyeron que se trataba de un corte de energía. Pero las frenadas de vehículos y los gritos en varias viviendas advirtieron que lo que ocurría era otra cosa: esa noche la dictadura genocida había llegado con toda su ferocidad a las localidades jujeñas de Libertador General San Martín, Calilegua y El Talar. Al megaoperativo represivo se lo recuerda como “La Noche del Apagón”, en el que fueron secuestradas 400 personas y que contó con la complicidad del ingenio azucarero Ledesma, propiedad de Carlos Blaquier.

La noche del apagón ocurrió entre el 20 y el 27 de julio de 1976. Efectivos del Ejército, Gendarmería y la Policía capturaron esa semana a dirigentes sociales, políticos y trabajadores del ingenio, y muchos de ellos fueron trasladados en camionetas que eran propiedad de la empresa. Algunos de los secuestrados fueron llevados a cárceles y comisarías de Jujuy. De todas las víctimas, 33 personas desaparecidas. Uno de ellos es el médico Luis Arédez, ex intendente de Libertador San Martín, que durante su gestión intentó que el municipio le cobrara impuestos a la firma de los Blaquier.

Con la consigma “Los crímenes de Lesa humanidad del departamento Ledesma siguen impunes. Basta de la complicidad del poder judicial. Blaquier y Lemos al banquillo”, organizaciones sociales, estudiantiles y defensoras de los derechos humanos, junto a sindicatos de Jujuy, realizarán el jueves la “32 Marcha del Apagón del Terror”.

Pero las actividades comenzaron el domingo con una vigilia y se extenderán hasta el viernes en el marco de las “XXXII Jornadas de Derechos Humanos del NOA”, con charlas debates, proyecciones de películas, entre otras actividades.

La marcha, a la que llegarán organismos y agrupaciones de diferentes puntos del país, se cumplirá el jueves a partir de las 15 horas con salida desde Calilegua por unos 7 kilómetros hasta Libertador, donde habrá un acto en la Plaza central, cerrando la jornada con un Festival Solidario por la Memoria.

La larga noche del apagón

El médico Arédez llegó con su esposa Olga a Jujuy en 1958 y se incorporó al ingenio. Pero por su lucha en pos de mejorar las condiciones laborales de los trabajadores resultó despedido. Lo echaron por “entregarles demasiados remedios” a los trabajadores. Sin embargo, se quedó en el pueblo donde desarrolló un intenso trabajo contra la bagazosis, una afección derivada del residuo de la caña de azúcar que afecta a las vías respiratorias.

Luis fue detenido por primera vez después del golpe del 24 de marzo de 1976, pero fue liberado a los pocos días. Pocos meses después, el 27 de julio de ese año, fue vuelto a secuestrar en operativo que contó con el apoyo de la empresa que controla aún hoy la economía de la zona.

“Vi las camionetas de Ledesma actuando con total impunidad, acorralando gente y llevándosela en sus móviles. Luego eran conducidas a la base de Gendarmería que estaba adentro del ingenio”, testificó Ricardo Arédez, hijo de Luis y Olga ante la Justicia.

Lo último que se supo del ex intendente es que se hallaba en la cárcel de Villa Gorriti, en Jujuy, en octubre de 1977. Desde entonces está desaparecido.

Olga se quedó sola con sus cuatro hijos y comenzó a reclamar por la suerte de su compañero, y con un pañuelo blanco en la cabeza recorría todos los jueves la plaza principal de Libertador General San Martín.

Durante años marchó sola, hasta que los jóvenes de la localidad, sensibilizados por su lucha, se le acercaron y formaron el CAPOMA (Centro de Acción Popular Olga Arédez por los Derechos Humanos). Además de reclamar justicia, inició acciones legales contra la empresa de los Blaquier por el perjuicio que la bagazosis provocó en la población local.

Olga murió en marzo de 2005, en Tucumán a causa de un tumor originado como consecuencia de una enfermedad derivada por el bagazo, el residuo de la zafra que afecta a los trabajadores azucareros y por el que su marido se había enfrentado con Blaquier.

La lucha por la Verdad, la Memoria y la Justicia logró que en 2012, Carlos Blaquier resultara procesado en el marco de una causa de lesa humanidad por la Noche del Apagón.

Pero cuando el empresario se encontraba cerca de ir a juicio oral por su responsabilidad directa en el secuestro de 29 personas, el 13 de marzo pasado la Sala IV de Casación, presidida por Carlos Gemignani, le dictó la falta de mérito.

Sin embargo, los representantes del Ministerio Público Javier De Luca y Ricardo Wechsler, presentaron dos recursos extraordinarios para que la Corte Suprema analice esta resolución que benefició a Blaquier, y su ex administrador, Alberto Lemos, los dos imputados beneficiados por el sector de la Justicia que se resiste a avanzar en las investigaciones contra las complicidades civiles.

“Lamentablemente parece que la justicia no quiere avanzar sobre este delito (las complicidades civiles). Estos fallos son malas noticias para las víctimas y para toda la sociedad”, reflexionó en aquella oportunidad el Secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda.

También el titular de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, Jorge Auat, consideró en aquella oportunidad que ese tipo de fallos “vuelven a instalar la idea de impunidad” en la sociedad y “no hacen más que reflejar que una parte de la estructura judicial se resiste a las investigaciones de delitos durante el terrorismo de Estado”.


Relacionadas:

Jujuy. Organizaciones de Derechos Humanos marcharon por el 24 de Marzo con un fuerte reclamo de justicia para los cómplices civiles. Los jujeños condenaron a Blaquier

24 de Marzo: Con un acto en el Parque de la Memoria de San Salvador de Jujuy y una marcha hacia el centro de la capital provincial, una multitud conmemoró el día de la Memoria en el 39º aniversario del golpe militar.

Blaquier genocidaJusticia y memoria en Jujuy: Blaquier comolímite y desafío

Entrevista exclusiva al fiscal Pelazzo, quien lleva la causa contra Blaquier por delitos de lesa humanidad. Advierte que “la impunidad vuelve como posibilidad de clausura”.

Jujuy ¿capital de la impunidad?

Por Mariana Álvarez García – Hija de desaparecidos. Abogada

pintada contra pelazzo jujuyRepudian las agresiones al fiscal de la causa Blaquier

El fiscal Pablo Miguel Pelazzo fue agredido por integrantes del Sindicato de Municipales de San Salvador de Jujuy. Lo golpearon con una botella. Pero el ataque físico es consecuencia de una serie de ataques que comenzaron cuando la Justicia frenó la investigación que el funcionario impulsaba.