“Cada tanto me cruzo ese original entre mis papeles”, cuenta Juan Soto, dibujante responsable de la criatura de un solo ojo que ha sido la cara visible de los discos de Mostruo! desde su álbum debut, Grosso -de 2006-. “Me acuerdo que le inventaba mil cosas a mi hijo de diez años, con distintas estrategias como para que dibuje, y le había hecho ese monstiker sabrá dios inspirado en qué”, dice Soto. “En esa época vivía en Tolosa y el punto es que un día vino a casa [el ex bajista de Mostruo!] Federico Mutinelli, vio el dibujo y, si no me equivoco, le pidió a mi hijo que se lo regale. No recuerdo cómo surgió el nombre de la banda, pero sí que ese fue el personaje”.

En su recorrido, la figura también protagonizó las portadas del EP Corto (2007), La Nueva Gran Cosa (2008) y Perfecto (2011). Animado como un peligro urbano, un cantante rabioso, un mafioso en pleno rélax y un vaquero seductor, a lo largo de esos cuatro discos esa imagen ha sabido construir la identidad lúdica de la banda con la misma fuerza que muchas de las canciones.

La excepción apareció en la última producción de la banda, Profunda Desorganización (2014), disco en el que Mostruo! aligera el tono lúdico y ese cambio también se ve reflejado en la portada que dibuja Soto.

Mostruo! tocará esta noche el disco “Perfecto” en La Mulata (55 e/ 13 y 14). 22 hs.