Por Maximiliano Ceci

“Tan boludo como hermoso. Tan pavote como épico. Tan antiguo como eterno. Y tan argentino, supongo. ¿O en Finlandia, Canadá o Japón dirán también ‘La gran siete’? Como una puteada leve y discapacitada que no ofende y que se puede decir frente a cualquiera, como una puteada bebé que cuando es recién nacida es ‘La gran siete’, cuando es adolescente es ‘Qué los tiró de las patas’ y cuando es mayor es ‘La puta madre que los parió’”, escribió el ilustrador Gustavo Sala en el prólogo del libro La Gran 7, que comenzó como un proyecto de historietas online y terminó en una edición de papel al finalizar la primera temporada.

La Gran 7 estaba en la cabeza de Juani Navarro cuando Lula Limón y Cons Kamikaze, historietistas platenses, llegaron con su diario de viaje de historietas autobiográficas a la Jornada Mural Nómade en Rojas. De regreso, se encontraron con la invitación para participar en este proyecto de historietas online que iba a tratar un tema por semana y que cada día iba a publicar a uno de los siete ilustradores.

“A Juan le había gustado lo que hacíamos, nos llamó y nos dijo que el único problema era que había un sólo lugar. ‘O se pelean o lo hacen juntos’. Desde ese momento, nos dicen que somos como un monstruo con dos cabezas”, contó Lula a Contexto.

La primera temporada de La Gran 7 se publicó en su página de Facebook de agosto a diciembre de 2014. Durante veintidós semanas, Luciano Rivas, Leona Leoni, Alan Dimaro, Rubén Gauna, Juani Navarro, Gonzalo Varas, Cons Kamikaze y Lula Limón se autorretrataron y hablaron, entre otras cosas, sobre cigarrillos, música, películas, sus miedos y los superpoderes.

“Lo bueno es que ninguno hace algo parecido al otro. Tengo como referente a Diego Parés y Navarro. Me gusta como dibujan con muchas líneas con un estilo parecido al de Robert Crumb. Después, Rubén es súper metodista. Alan tiene una publicación de su personaje Cabrón. Vara mueve mucho el fanzine en Mendoza”, explicó Cons Kamikase a Contexto.

Este material se publicó por la editorial independiente El oráculo de Dimaro, con el arte de tapa de Navarro. La versión de papel de La Gran 7 se puede conseguir en La Plata, Buenos Aires, Lobos, Salto, Puerto Madryn, Mendoza y Chile. Ahora, los historietistas se encuentran publicando las últimas tiras de la segunda temporada en la fanpage que tiene más de tres mil seguidores.

“Además de venderlo en las comiquerías, lo estamos dejando en casas de ropa del under para tratar de crear nuevos lectores de historietas. Es muy lindo ver el trabajo impreso. Ya estamos en condiciones de ponernos a trabajar en la edición de la segunda temporada. Pero quizás saquemos un tomo que contenga la segunda y la tercera temporada, que comenzaremos después de un descanso que nos vamos a tomar para reorganizar el equipo”, contó Lula.

“Cuando hicimos la primera, que se llamaba El Inicio, no sabíamos cómo trabajar juntos. Dibujamos por separado y después lo unimos en Photoshop. Con el tiempo, la manera de producir fue fluyendo y mejorando. En esta nueva temporada dibujamos por separado. A diferencia de la primera, empezamos a dibujar algunas tiras a color”, contó Cons Kamikaze a Contexto, quien mañana cerrará la segunda temporada con una tira en referencia a la presentación del libro del sábado pasado en la comiquería Punc.

Además, La Gran 7 se presentará en las próximas semanas en Crumb. “Nos cuesta mucho juntarnos porque vivimos todos en lugares distintos. Así que trataremos de juntarnos en las vacaciones para presentarlo en La Plata. En este proyecto siempre nos apoyamos el uno al otro y trabajamos con seriedad y compromiso para que todos los días podamos publicar las tiras”, concluyó Cons Kamikaze.