Por Maximiliano Ceci

La ciudad de La Plata concentra 775 hectáreas de superficie bajo cubierta que representan un 79% del total del cinturón hortícola de la provincia de Buenos Aires, es decir, 75.000 toneladas al año de hortalizas.

El cinturón frutihortícola es uno de los más importarte del país por su volumen de producción durante todo el año. De cara a las elecciones, en diálogo con Contexto, Jorge Taylor, integrante de la Corriente Agraria Nacional y Popular (CANPO), contó cuáles son las políticas agrarias que proponen la ciudad y la región.

Todos los febrero en La Plata se realiza la Fiesta del Tomate Platense. Desde hace años que el cinturón hortícola del Gran La Plata abastece a más del 70% del consumo nacional. Pese a eso, en los alrededores de las quintas podemos observar tomates que se amontonan y se descomponen entre verduras de hoja y moscas.

“Creemos que debemos adecuarnos a la política mundial que intenta evitar el desperdicio de los alimentos. La Plata carece de un desarrollo industrial que permita dar un valor agregado a las verduras de la región. Desde CANPO tenemos un proyecto para realizar una fábrica de salsa de tomate para reducir el desperdicio y aportar al desarrollo de la región”, dijo el dirigente.

“Creemos que debemos adecuarnos a la política mundial que intenta evitar el desperdicio de los alimentos.”

La zona de La Plata produce una gran variededad de alimentos, desde carne vacuna, porcina, avícola, y sus derivados, hasta verduras que se cosechan durante todo el año. En este sistema, las grandes empresas se fortalecen frente a pequeños productores por los costos inmobiliarios.

Frente a esto, el bloque FpV Nacional y Popular que integran Florencia Saintout, Guillermo Cara, Ludmila Kostiuk y Sebastián Tangorra, presentó en el Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza para crear el Programa Solidario de Crédito y Promoción para la Agricultura Familiar.

Según especificaron los concejales, el objetivo es “atender las necesidades de acceso al crédito de los Agricultores Familiares que exploten una parcela en condición de arrendatarios, quienes históricamente han sido excluidos de los sistemas financieros formales al no contar con garantías patrimoniales o no reunir las condiciones para acceder a créditos bancarios tradicionales”.

En este mismo sentido, Taylor recordó que desde CANPO, en conjunto con esa bancada kirchenrista, se presentó un proyecto para crear un Instituto frutihortícola para planificar y fomentar la producción de la zona que se ve minimizada por la política inmobiliaria que se está llevando a cabo desde el municipio.

“No creemos en la concepción individualista que lleva al progreso de una persona dentro de una empresa sin importar el otro.”

“Nosotros trabajamos con el asociativismo. No creemos en la concepción individualista que lleva al progreso de una persona dentro de una empresa sin importar el otro. Creemos que es necesario una articulación con los entes del Estado, como INTA y SENASA. Hace años que se viene trabajando en organismos que potencien las producciones locales, como es el caso de IDEL, que funciona en Florencio Varela”, aclaró Taylor.

Además, CANPO está trabajando en crear un mercado alternativo basándose en el autoconsumo de los productos regionales. “La propuesta de Verduras para Todos que se puede conseguir en la ciudad consta de un bolsón de diez kilos de verduras de época a un precio accesible”, comentó.

“Esto también está acompañado de una práctica de reeducar la forma de alimentarnos. La Plata es uno de los mayores productores de alcaucil. La alcachofa es la base del Cynar y de muchos suplementos hepáticos que venden en las farmacias. Entonces creemos que es importante informar y reeducar el consumo de alimentos que nos ayudan para el bienestar de la salud”, concluyó Taylor.