Norma – 6 AM

La banda del Chivas Argüello vuelve con pulso cinematográfico. Por JB

1037

Puertas para afuera, el 2015 no resultó un año de movimiento significativo para Norma, más bien todo lo contrario. En febrero tocaron en el Konex para el programa de DJ  Zuker, “Zuker Atack” de radio Metro, y en abril grabaron cuatro temas para la serie “Ensayos” de Canal Encuentro. El resto del tiempo la banda estuvo sumergida en una especie de nebulosa que se prolongó durante medio año, entre especulaciones sobre su continuidad y la existencia de un disco terminado que no asomaba. “El próximo disco de Norma se encuentra ya en las manos de Mr. Graham Sutton para masterizar”, escribía el grupo desde su fan page de Facebook el pasado 17 de febrero. Dos días después, avisaba: “Llegó. Está siendo analizado. Es un feto disonante, un experimento normativo y cáustico.”

Pero hasta esta semana, seis meses después, lo nuevo de Norma seguía siendo un enigma. Tres años le llevó darle forma a su cuarto disco, entre las sesiones en ION junto a Manza Esaín, una primera masterización con Sutton -que ya había trabajado para ellos en el disco A– que no los dejó conformes, y una segunda vuelta con Max Scenna.

Por eso ahora, un día después de conocerse el primer adelanto de Doméstico, lo nuevo de Míster América -con quienes compartirán escenario el 12 de agosto en el Teatro Coliseo para la presentación de sus respectivos discos-, “6am” llega para disipar un poco la bruma. Dentro de un listado de nueve canciones -que saldrá vía Scatter Records en agosto-, este golpe de poco más de dos minutos muestra al normA más eléctrico, capaz de cruzar los cables del post-punk de Wire con la carraspera punky de 2 Minutos de un modo cinematográfico. En la letra, las escenas van cayendo como un goteo de pulsiones junto a la base de Laro Bidonde y Richard Baldoni, en un Tetris de piezas que se van acomodando como arrastradas por descargas eléctricas.

“La mañana fría entra por las zapatillas”, “Seis personas, 6 AM, toman su última ginebra. Ya no hablan más, tienen las mandíbulas despegadas” o “Luces de metal, gente sin edad, edificios malgastando electricidad”, suenan como pequeñas sentencias urbanas de una vida que queda acá nomás, a la vuelta de la esquina.

[bandcamp width=100% height=120 album=3498415959 size=large bgcol=ffffff linkcol=0687f5 tracklist=false artwork=small]