Por Florencia Abelleira

El candidato a concejal por el Frente para la Victoria en Morón, Horacio Bouchoux, es director ejecutivo de Arte del Ministerio de Cultura de La Nación. Es referente de La Cámpora Morón y entre 2007 y 2012 fue director provincial de Política Socioeducativa de la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires. Empezó a militar en 1987 mientras transitaba la secundaria, luego formó parte de la UES de La Plata y pasó por el Frente Grande. Cuando asumió Néstor Kirchner como presidente, empezó a militar nuevamente en un partido político. “Nos parece que hay que fortalecer las vinculaciones con las políticas nacionales y provinciales”, sostiene en relación a sus proyectos como candidato de ese distrito de la 1° sección electoral del Conurbano.

-¿Qué opinás cuando diferentes fuerzas se articulan para ir juntas en la lista electoral? ¿Lo ves como algo positivo o negativo?

-Me parece positivo siempre y cuando haya un proyecto en común que las identifique. En ese sentido, fue muy clara Cristina cuando dijo que no importaba de dónde venimos sino hacia dónde vamos, y creo que se enmarca en la tradición movimientista que ya la planteó Perón desde siempre, que no importan tanto cuál es la identidad previa sino cuál es el proyecto que se defiende.

-En Morón gobierna Nuevo Encuentro desde hace varios años, ¿cuáles fueron la transformaciones principales de la ciudad?

-Primero Morón es pionera en Memoria, Verdad y Justicia. Justamente el domingo se cumplieron quince años de la inauguración de la primera Casa de la Memoria a nivel latinoamericano, lo que había sido un centro de detención en la Mansión Seré. Sobre todo, hay un Estado presente y eso uno lo nota en las obras públicas, en la instalación de cloacas, en la política cultural y de derecho humanos, y fundamentalmente en la vinculación con los vecinos, porque existe una estructura de descentralización total a través de las unidades de gestión comunales que hay por cada localidad del distrito, donde es muy fuerte la presencia del municipio en los propio barrios.

-Como candidato a concejal, ¿cuáles son tus principales propuestas?

-En principio, desde el punto de vista distrital, creemos que hay que consolidar lo que se vino dando hasta este momento y apostar a la profundización de este Estado presente. Nos parece que hay que fortalecer también las vinculaciones con las políticas nacionales y provinciales. Por ejemplo, yo viajo todos los días en el (tren) Sarmiento y es muy fuerte cómo ha cambiado la vida de millones de personas del distrito y de toda la región oeste a partir de la modificación de la política ferroviaria. Es muy fuerte cómo se ha modificado la política sanitaria a partir de la intervención del Estado nacional en el Hospital Posadas en conjunto con el municipio.

“hay que consolidar lo que se vino dando hasta este momento y apostar a la profundización de este Estado presente. Nos parece que hay que fortalecer también las vinculaciones con la políticas nacionales y provinciales.”

-En líneas generales, ¿qué opinión tenés respecto de la evolución de la educación escolar en el país?

-Sarmiento creó la Ley 1420 a fines del siglo XIX y tardó ochenta años en cumplirse efectivamente. A partir de 2003 se ha asumido un desafío que es muchísimo más grande en un plazo mucho menor que es la universalización del jardín de infantes y la escuela secundaria. Esto obviamente genera algunos cimbronazos respecto de la educación tradicional en algunos sectores, pero nos parece que la calidad educativa no hay que medirla en términos individuales, sino en términos sociales. En este sentido, se ha avanzado en estos años, en los cuales decenas de miles de pibes que no tenían acceso ni al jardín de infantes ni a la educación secundaria ahora lo tienen. También a la Universidad, porque con la cantidad de universidades que se han abierto en el conurbano se ha hecho una revolución con la primera generación de universitarios. Históricamente, eran los hijos de los universitarios los que accedían a los estudios superiores. Las decenas de universidades que se han abierto en el conurbano elevan la calidad educativa en términos del conjunto social y me parece que esa es la medida que tenemos que tener en cuenta: la calidad educativa mejoró en términos generales, más allá de lo que digan los organismo internacionales como las pruebas PISA.

-Fuiste director provincial de políticas socioeducativas. ¿Qué medidas se tomaron en la provincia para profundizar el acceso a la educación de la sociedad?

-Uno de lo trabajos fundamentales que hicimos durante la gestión en provincia fue cargarnos la mochila con la aplicación de la Asignación Universal por Hijo y con todo lo que tenía que ver con las políticas de inclusión vinculadas con esta medida. Es una política que se inicia en 2009 y que a partir de ese momento hubo que capacitar a directivos y docentes y explicarles qué implicaba esa inclusión, que no era solamente que los pibes volvían a la escuela, sino que esa vuelta al colegio tenía que ir acompañada por una serie de medidas que fortalecieran su permanencia, su aprendizaje.

Además, la gran revolución educativa que se dio en estos años fue la inversión, que se verifica tanto en la infraestructura como en los programas de contención de los pibes adentro del aula. Nosotros manejábamos programas como Patio abierto, como centros de actividades juveniles e infantiles que fortalecen la permanencia de los pibes en la escuela para que estén contenidos en una de las instituciones fundamentales del Estado en territorio.

-Recién nombraste Patio abierto, ¿a qué hace referencia?

-Espacios extracurriculares en los cuales los pibes de las escuelas participan de actividades culturales, deportivas, en aprendizajes de oficios y que fomentan todo esto que tiene que ver con una idea de inclusión en términos integrales del sistema educativo.

-¿Cuándo te sumaste a La Cámpora?, ¿qué significa para vos militar en un espacio como ese?

-Me sumé en 2011 porque la considero la agrupación de la presidenta. En ese sentido, uno asume que no es parte de una estrategia individual o de micropolítica, sino que es parte de la disputa política profunda que se está dando en nuestro país entre los proyectos, y que nosotros somos punta de lanza de lo que defina la presidenta y conductora política del movimiento como una estrategia a largo plazo para la permanencia de este proyecto nacional y popular.

“(En La Cámpora) nosotros somos punta de lanza de lo que defina la presidenta y conductora política del movimiento como una estrategia a largo plazo para la permanencia de este proyecto nacional y popular.”

-En la provincia, el FpV tiene dos propuestas. ¿Ustedes en Morón se sienten más cercanos a alguna de las fórmulas?

-A nivel orgánico no hay ninguna definición todavía respecto del apoyo de alguna de las fórmulas. Esperemos que la interna se mantenga dentro de los carriles de la discusión de los matices que hay al interior de un mismo proyecto que no integra solamente al Partido Justicialista (PJ), sino también a otros sectores como el Nuevo Encuentro, el Partido Intransigente, el Frente Grande y otras organizaciones sociales. En ese marco, me parece que las PASO son un buen escenario de discusión democrática de estos matices siempre y cuando esto no sea una discusión macartista ni excluyente respecto de medir la tradición política de cada uno de lo contendientes con una vara que tendría que usarse para todos. A veces tengo la sensación de que a los compañeros que tienen el carnet de filiación se los mide con una vara un poco más laxa que a los compañeros que vienen de otras experiencias, y me parece que eso es contradictorio con lo que plantearon Néstor y Cristina de una posición movimientista en la mejor tradición del peronismo.