“Este disco armó la banda que somos hoy, es un capo”, dice Leticia Carelli otorgándole a su primer trabajo solista una entidad casi humana. Fosfeno, editado en diciembre pasado, viene ocupando un espacio de preponderancia en la vida de Carelli desde el año 2012: es algo así como el soporte artístico-emocional durante el lapso más disperso de Monoaural, la banda con la que editó dos discos (Superfluo, del 2008, y Monoaural, del 2010) y con la que se dio a conocer como una hacedora de canciones frugales de voz cálida y adherente.

“Monoaural está durmiendo”, avisa Carelli. Mientras tanto, junto a Julio Toti Arquez, de Varsovia Varuna en guitarra, su hermana Celina en guitarra y voz, y Martín Casado en batería, siguió desandando ese universo de la canción delicada y frágil, pero con una visión cada vez más amplia de sí misma: piezas como “Inocencia bruta”, una balada a piano de aires brit, o “Verdad”, un hip-hop colorido a lo Sara Hebe, hacen de Fosfeno uno de los lapsos más interesantes de su breve obra. “Si hay un elemento más importante que otro…”, revisa Carelli. “…es el que nos guía y une, y es el deseo. Hacer lo que nos da la gana.”

Es tu primer disco solista, ¿qué supuso internamente eso para vos?

Supone a la vez que libertad, soledad, casi en iguales proporciones, depende con el lente que lo sientas. También es otra responsabilidad, pero busco compartirla siempre, porque me gusta construir desde ahí con las personas. Es una práctica que me parece hermosa, de madurar.

¿Si tuvieras que definir este disco, tanto de forma musical como conceptual, cómo lo harías?

Fosfeno es una “sensación luminosa”. Antes de haber abierto los ojos -o ver dentro del vientre- un bebé tiene esas sensaciones en la percepción de luz, y no es visión. “Fosfeno” es una canción que no está en el disco, pero sí en un video de “La Casa Produce”, a dúo con Toti. La canción es la peli que me hice de mi propio nacimiento. Fosfeno fue un parto, y es también todo lo que late, que está por ser pero no tiene urgencia; tiene condiciones que varían, pero no nos determinan.

¿En qué creés que se diferencia este disco a lo que venías haciendo con Monoaural?

La diferencia está en que cuando alguno de los chicos no puede estar o no quiere, adaptamos el formato a la circunstancia. También dependiendo del lugar o el evento en el que participemos, es el formato con el que vamos, y nadie patalea ni el nombre de la banda tambalea. Nosotros somos Leticia Carelli, me encanta decir.

¿Crees que existe un mensaje general dentro del disco?

Ojala haya mensajes para todo el que lo oiga. De mi parte es todo un mensaje, incluso hay mensajes para mí en esas canciones. Aunque hay metáfora y paisaje, es bastante concreto todo. Creo que los sueños también son concretos. “Gracias por animarte a hacer este disco”, me dijo un chico y creo que captó un mensaje. El disco pareció una osadía, y vivir hoy también lo es.

Leticia Carelli presenta Fosfeno este sábado 4 de julio en el Galpón de la Grieta (18 y 71). 22 hs.

[bandcamp width=100% height=120 album=3779831637 size=large bgcol=ffffff linkcol=0687f5 tracklist=false artwork=small]