Billordo – Nunca tuve un hit folk

El militante indie repasa su cancionero con una guitarra criolla. Por JB

350

Dentro del recorrido artístico de Diego Billordo, la grabación nunca aparentó ser un proceso demasiado titánico y solemne. Desde sus días en Ned Flander hasta ahora, el cantante y guitarrista ha parido casetes y discos con una facilidad evidente: desde Eleven Palace Hotel -de 2010, grabado de gira en distintas ciudades del país-, hasta Revoltoso Antifolk -lanzado a principio de año y registrado tan solo con un celular prestado-, este militante del indie bonaerense siempre basó su peso en el do it yourself y en la irreverencia de su propia figura incorrecta siempre batallando desde los márgenes.

Por eso, esta autocelebración para con su propio cancionero -un repaso de reversiones que abarca desde Lovefidelity, su debut solista de 2001, hasta Aventura Felicidad, de 2014-, parece impregnado con la misma ironía que define el ánimo de sus canciones. Nunca tuve un hit folk transporta un puñado de canciones hacia su germen, como cuando fueron creadas, a primera toma, con guitarra criolla y la voz bien al frente. Es como un ejercicio de despojo que sirve para poner a prueba la gracia de estas composiciones revisitadas con diferentes ánimos: desde una versión más punky y vigorosa de “Worale guay bakan cool goso”, hasta una lectura lenta y mansa de “Fútbol 5”, donde el cantar aparatoso y expresivo de Billordo se ubica en el centro de la escena y alcanza alguna de sus interpretaciones más convincentes.

[bandcamp width=100% height=120 album=404341892 size=large bgcol=ffffff linkcol=0687f5 tracklist=false artwork=small]