Siguiendo con la estética cuidada que ha caracterizado a Un Planeta desde sus comienzos, su nuevo video -el segundo editado de manera oficial, después de “Un verano”, de su disco debut- se trata de una obra en sí misma. Dirigido  por Gerónimo Bodratti, el corto fue grabado durante dos jornadas en una casa quinta del barrio Las Banderitas de City Bell, en el contexto de un otoño que se tornaba crudo y brumoso. “El primer día nos toco una tormenta violenta, con piedras y relámpagos. La pasamos corriendo, buscando refugio y comiendo”, recuerda Bodratti.

Con una coreografía numerosa a cielo abierto como recurso efectivo -donde aparece Buki Cardelino, cantante de Camión-, el trabajo expone el contexto siempre natural del grupo, tocando entre los pastizales y explorando el terreno como en busca de algo que está por llegar.

“La idea del vídeo pienso que viene de la forma en la que un ritual o un hechizo trabajan, palabras habladas y no habladas, gestos, objetos, actividades realizadas con un propósito meramente simbólico”, detalla Bodratti, que manejó una estética de colores lavados, casi en sepia. “El film puede funcionar como un poema o un conjuro, una forma de invocar un espíritu que por ejemplo ayude a traer la lluvia. No necesita explicación y no cumple servicio.”