Por Román Césaro*

Después del Mundial de Fútbol en Brasil, en el que Argentina se clasificó subcampeón del mundo, otro evento de índole deportiva y cultural tendrá un lugar destacado. El desafío será la realización de los Primeros Juegos Mundiales de los Pueblos Indígenas (JMPI), que se llevarán a cabo del 23 de octubre al 1º de noviembre de 2015 en Palmas, capital del Estado de Tocantins, con la presencia de más de dos mil atletas de treinta países.

En total serán trece días de programación. En los primeros tres días, todas las etnias brasileñas y extranjeras participarán en una excursión por los puntos turísticos del lugar, como forma de ambientación, socialización e integración de los participantes del evento con la comunidad.

Con el tema “En 2015, somos todos indígenas”, la ciudad se está preparando para recibir atletas de decenas de etnias de todo el mundo, para lo que fue creada la Secretaría Extraordinaria de los Juegos Indígenas, responsable de toda la organización.

Parte del evento está compuesto por juegos/deportes indígenas, que se dividen en tradicionales demostrativos y de integración.

Además de los pueblos originarios de América, también estarán presentes los pueblos de: Australia, Japón, Noruega, Rusia, China y Filipinas. De Brasil, cerca de veinticuatro etnias van a participar en la competición.

Parte del evento está compuesto por juegos/deportes indígenas, que se dividen a su vez en juegos tradicionales demostrativos y juegos nativos de integración. Otra parte del evento está compuesta por deportes occidentales competitivos, que también tienen como característica la unificación de las etnias y pueblos indígenas.

Paralelamente a las actividades deportivas, se llevarán a cabo un número inmenso de actividades culturales, antes y durante la realización de los JMPI. Estas propuestas culturales serán lideradas por los pueblos indígenas del mundo y celebrarán la diversidad, la cultura nativa y las tradiciones de Tocantins y del mundo.

Se llevarán a cabo un número inmenso de actividades culturales lideradas por los pueblos indígenas del mundo para celebrar la diversidad.

La ONG de Argentina CODASPORTS estará presente para colaborar en la organización y recoger experiencias únicas, dada la riqueza cultural que envuelve a estos Juegos. Los deportes ancestrales vivirán su fiesta máxima mundial y en Sudamérica.

Por otro lado, y según la propia organización, se estarían realizando gestiones para que una organización de pueblos originarios de Argentina pueda participar a través de sus competidores en la especialidad de “lucha nativa”.

* Profesor Adjunto de la cátedra Prácticas Corporales y Subjetividad

Página oficial de los Juegos Mundiales de los Pueblos Indígenas