En el ámbito de la canción, el abastecimiento creativo más frecuente es la repetición de verso y estribillo, cuyo fin, variaciones de por medio, parece ser el de alcanzar ese lapso promedio de cuatro minutos que la tradición (musical o discográfica) le demanda al estilo. Revisar viejas fórmulas es una manera de aportarle novedad a las rutinas de lo sensible. Ese es uno de los recursos más llamativos de Tototomás, cofradía de cancionistas alineados detrás del inquieto cantante, compositor y multiinstrumentista Tomás Agustín Casado.

“El concepto de canción que tengo es el de mera exposición de una idea, capaz con una variación, pero no hay mucho más que eso “, explica Casado, “no me gusta repetir las cosas al divino botón, si se repite algo tiene que tener fundamento”, desafía. El resultado de esta reflexión se traduce en canciones breves pero intensas, que necesitan de pocos segundos (a veces solo 48) para alcanzar su clímax y abrir el apetito. “Mi gusto por la síntesis tiene que ver con la música que consumí de adolescente, como el punk o el hardcore, bandas de acá como Pensar o Morir, NerdKids, El Mató antes de ser El Mató y muchos otros proyectos que por ahí no duraban nada”.

“Siempre hice las canciones con la guitarra criolla, y ese sonido no es fácil de traicionar”

Después de publicar dos EP y un larga duración (Tototomás, de 2012, Multifacético, de 2013 y Jau Jau, de 2014), el combo se prepara para entrar otra vez al estudio de grabación. “Queremos corrernos de la idea de que la grabación es el gran evento”, dice Casado. “Para nosotros es como un momento más que ayuda a definir cosas, a ver qué está sonando”.

¿Qué momento de la banda va a quedar registrado en el próximo disco?

Jau Jau fue la finalización de un ciclo. Es que cuanto más se define una cosa y más marca sus límites, la gente va quedando afuera o adentro. Por eso algunos miembros se fueron y también se incorporaron otros, con otros instrumentos: vientos, flautas, sintetizadores. Podría llegar a ser un poco más electro el disco, más bailable. Pero más allá de la sonoridad me interesa que transmita todos los momentos de la banda, y eso es un desafío. Me interesa mostrar lo que tenemos para decir hoy, la convivencia entre las músicas latinas con el punk y el rock.

Es curioso que a pesar de tu gustos la propuesta fue siempre acústica

Yo siempre hice las canciones con la guitarra criolla, y ese sonido no es fácil de traicionar. No me da lo mismo agarrar después una guitarra eléctrica y tocar y gritar. También tiene que ver con el contexto donde empecé a tocar, cuando en La Plata estaban surgiendo un montón de centros culturales y casas abiertas. Y en esos ámbitos era todo acústico.

TOTOTOMÁS DISCO POR DISCO, EN PRIMERA PERSONA:

Totomás, el primer EP, surgió a partir de mis ganas de grabar. Por entonces venía de proyectos que no habíamos registrado así que me propuse hacerlo sea como sea. Pensaba además que el proceso de grabación es algo que tenés que ir aprendiendo, no es que de un día para otro vas a hacer un zarpado disco.

De ese disco me interesa mucho la canción “Agua de mar”. Tiene un tinte folklórico que me gusta, algo ancestral por un lado y algo lúdico por el otro, una mezcla bastante lograda entre el rock y lo folclórico tradicional”.

[bandcamp width=100% height=42 album=312915885 size=small bgcol=ffffff linkcol=0687f5 track=1580149012]

 

Multifacético, el segundo EP, llega después de tocar mucho en vivo. Para entonces ya estábamos tocando un montón de temas nuevos, así que el mismo año en que publicamos el primero encaramos la grabación del segundo. Tiene mejor calidad de audio y empezamos a incorporar arreglos de producción, es decir, recursos pensados exclusivamente para el disco. El anterior era una expresión de lo que estaba sonando, este en cambio se acercaba, de a poco, a algo pensado para el formato disco, y hay que sumarle el hecho de que para la mezcla nos dio una mano Juanito el Cantor.

De este disco rescato “Contame”, creo que expresa bien el sentimiento que la canción intenta transmitir, y el arreglo de guitarra está bueno”.

[bandcamp width=100% height=42 album=3460422688 size=small bgcol=ffffff linkcol=0687f5 track=4202802871]

 

Jau Jau ya tiene otro proceso de producción. Lo grabamos a pesar de la resistencia de todos, porque cuando propuse grabar la banda se opuso. No éramos músicos profesionales, muchos de los que tocaban no tenían tanto compromiso, y los ensayos para el disco requerían un esfuerzo extra. Ese año además tuvimos un montón de fechas y yo ya no daba más, quería grabar y pasar a otra etapa. Me interesaba además hacer un disco craneado, no quería un registro del vivo sino ampliar la paleta de sonoridades y pensar arreglos solo para el registro. La mezcla también fue de Juanito el Cantor, y logró condensar el espíritu más punk y crudo de las canciones. Suena bien, pero es un disco sucio. Esa fue la búsqueda de la banda.

El tema que rescato es el primero, “Soñar es mi juego”, porque suena como a mí me gusta. Para el resto de los temas pienso siempre que todo es perfectible. Pero con “Soñar…” me pasa algo distinto”.

[bandcamp width=100% height=42 album=1495583112 size=small bgcol=ffffff linkcol=0687f5 track=2297127148]