Por Roberto Álvarez Mur

“Hace diez años, en lo único que podíamos pensar era en que no se llevaran presas a las compañeras, que no las violaran o les pegaran”, dijo la legisladora porteña del Frente para la Victoria y una de las principales referentes políticas del colectivo LGTB de Argentina, María Rachid. La funcionaria ofreció una charla en el marco de la Cátedra Libre del Pensamiento Emancipatorio de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata.

Allí repasó las principales conquistas de los últimos años en materia de igualdad de género y dio a conocer la presentación de una nueva Guía de Salud para personas trans ante el Ministerio de Salud de la Nación. Esa publicación se produjo en el marco de la reciente reglamentación del artículo 11 de la Ley de Identidad de Género (26.743).

“Estamos logrando muchísimos avances día a día. Esto se da gracias a la voluntad política que se forjó desde 2003 en adelante”, expresó Rachid, y agregó: “Hay que entender que en los noventa la relación entre el Estado y las organizaciones sociales, en especial las de diversidad sexual, eran terriblemente tensas. En la mayoría de las provincias de la Argentina se criminalizaba el travestismo y la homosexualidad”.

“SOMOS PIONEROS EN AMÉRICA LATINA Y EN EL MUNDO EN INSTALAR LA DISCUSIÓN SOBRE GÉNERO Y SEXO EN LA ESFERA POLÍTICA.”

En tanto, la legisladora porteña aseveró: “Somos pioneros en América Latina y en el mundo en instalar la discusión sobre género y sexo en la esfera política”, y agregó: “Debemos tener en cuenta que el promedio de vida para una persona trans en Argentina y Latinoamérica está entre los 40 y 45 años. En ese sentido, poder generar políticas de salud pública que se encarguen de las necesidades e intereses en relación con la igualdad de género es algo primordial”, en referencia a la creación de la Guía de Atención de la Salud Integral de las Personas Trans.

La guía cuenta con cinco capítulos. En el primero se presenta el nuevo paradigma y las cuestiones nodales de la mencionada ley. El segundo propone una breve historización de los conceptos claves para entender la construcción del enfoque de la patologización y empezar a desnaturalizarla. Con datos estadísticos, el tercer capítulo da cuenta de la situación actual de las personas trans en Argentina. “Estos doce años de derechos han sido primordiales para la construcción de leyes y políticas para dar la batalla cultural de la que nos habla la presidenta Cristina Kirchner”.

Cuando la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans tuvo su origen, se propuso cuatro horizontes: el matrimonio igualitario, el derecho de identidad de género, la derogación de las leyes de criminalización de la diversidad sexual y la creación de una ley anti discriminación. En la actualidad, la mayoría de esas propuestas fueron logradas en la última década y los proyectos de leyes continúan en discusión.

“Hoy, esos sueños son parte de la realidad de las políticas públicas. Si bien aun falta mucho por avanzar, estamos diseñando el país que soñamos”, sintetizó Rachid.

La Guía de Atención de la Salud Integral de las Personas Trans se encuentra disponible para descargar desde la web del Ministerio de Salud.