La Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) abrió sus inscripciones para la primera carrera en Ingeniería Espacial, pública y gratuita, en Latinoamérica. Se trata de una iniciativa desarrollada desde el Ministerio de Planificación de la Nación que ampliará el espectro de carreras de ingeniería hacia el área de desarrollo espacial, uno de los ejes más destacados de las políticas nacionales de los últimos tiempos. El próximo semestre comenzará el curso de ingreso para los estudiantes inscriptos, que se dividirá en cuatro tópicos de desarrollo: diseño y construcción de estructuras, electrónica y comunicación para satélites, propulsión, y gestión de programas espaciales.

La nueva carrera de Ingeniería Espacial, planificada para una duración de cinco años y medio, contará con dos orientaciones: una hacia la producción y operación de satélites, y la otra para el diseño de lanzadores y vehículos espaciales. Prevén instalar laboratorios especialmente equipados, donde los alumnos hagan un trabajo colaborativo para desarrollar, por ejemplo, el armado de pequeños satélites. Actualmente, la UNSAM ya cuenta con un laboratorio creado en conjunto con la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), un MicroLab que funciona en un viejo tanque de combustible para trenes, que iba a rematarse como chatarra hasta que intervino la Universidad. Allí está la llamada “Sala Limpia”, que mantiene constantes los valores de temperatura, presión, humedad y tamaño de partículas en el aire, y permite manipular delicadas piezas electrónicas que, sacadas al ambiente, se dañarían. En ese lugar se hicieron mediciones de componentes para las antenas de los satélites argentinos.

“Esta ingeniería generará recursos humanos que colaborarán con la concreción de los objetivos que persigue la Comisión Nacional de Actividades Espaciales.”

La aparición de esta nueva propuesta académica pública se enmarca en el desarrollo del Plan Nacional Espacial que, de la mano de INVAP, logró los avances más significativos en materia de fabricación de satélites de telecomunicaciones como ARSAT. “En este marco, se creó un programa único que aborda conocimientos en mecánica orbital, diseño de sistemas espaciales, diseño de cada uno de los subsistemas de un satélite y sus sensores remotos, de las tecnologías de los lanzadores y de los transportes espaciales, de sistemas y subsistemas, y de sus respectivas instalaciones de tierra para el sostenimiento de las misiones en todo su ciclo de vida”, señalan desde la Universidad de San Martín.

“Esta ingeniería generará recursos humanos que colaborarán con la concreción de los objetivos que persigue la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CNEA), cuya misión es contribuir, a través del conocimiento derivado de las acciones científico-tecnológicas espaciales, al desarrollo de los sectores socioeconómicos del país, al mejoramiento de la calidad de vida de la población, a la conservación del medio ambiente global y a la eficacia en la gestión de gobierno del Estado nacional, fortaleciendo así los vínculos entre la comunidad científica y la comunidad educativa”, explica, a través de la web de UNSAM, el decano de la Escuela de Ciencia y Tecnología, Francisco Parisi.

La carrera articulará sus actividades con pymes interesadas en productos de la industria astronáutica, y ya se encuentra en plena gestión de convenios cooperativos entre las empresas estatales Arsat e Invap, y de Estados Unidos, Europa y Canadá.