Una ficción de los pibes

Una ficción de los pibes

La Casita de los Pibes, un centro de día para adolescentes y jóvenes, estrena una docu-ficción guionada, escrita y actuada por jóvenes que refleja su entorno: el de la Comunidad de Villa Alba en la periferia platense.

443
0

Por Leandro Gianello

Tentaciones. Ese es el título que los chicos de La Casita de los Pibes le pusieron al docu-ficción que escribieron, guionaron y actuaron con otros jóvenes de su barrio de la Comunidad de Villa Alba, en la periferia de La Plata, para reflejar su mirada del mundo. El filme fue producido por el centro de día para adolescentes y jóvenes, la productora Desde Abajo Cine y la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de la Plata. Y la historia es la vida de “El Perro”, uno de los pibes del barrio.

Adrián Guarino, director de los talleres en La Casita y docente, indicó que este proyecto y los anteriores nacieron “hace más de dos años, cuando empezamos con el taller y filmamos una primera película que se proyectó en la Facultad de Periodismo”. La idea siempre fue “promocionar los derechos de los jóvenes a través de audiovisuales, trabajando codo a codo en La Casita”, y recordó los inicios del proyecto en 2013, cuando “comenzamos con una convocatoria luego de la inundación, filmando otra docu-ficción con los chicos del barrio”.

En junio de 2014, siempre apoyados por la Facultad de Periodismo y la Secretaría de Producción, “empezamos a buscar una historia para contar y capacitamos en la redacción de guiones a los pibes, que se sumaron cada vez más”, relata Guarino.

“LA PELÍCULA SE ARMÓ A PARTIR DE DIFERENTES HISTORIAS, Y ES LA SUMA DE RELATOS VIVIDOS POR LOS PIBES Y LAS PIBAS O POR SUS AMIGOS.”

La película Tentaciones “se armó a partir de diferentes historias, y es la suma de relatos vividos por ellos (los pibes y las pibas) o por sus amigos”, una serie de narraciones que “muestran auténticamente” la realidad del barrio y de los jóvenes que lo habitan.

Si bien es ficción, “toma mucho del drama real”, y es por ello que Guarino la encuadra dentro de la docu-ficción, un género que mezcla el relato verídico y la dramatización actoral para concebir un producto atractivo que genere más interés entre los espectadores.

En el proceso de elaboración de la película, los jóvenes de diferentes ámbitos y con distintas realidades sociales, culturales y económicas que asisten a La Casita escribieron el guión, seleccionaron las historias, produjeron las locaciones en el barrio y alrededores y actuaron, capacitados por los talleres dictados en ese espacio de contención que se ofrece en las calles 122 y 604.

“Filmamos por las calles de Villa Alba en diciembre del año pasado y logramos que los chicos se empoderen”, destacó Guarino, agregando que el producto final es “muy bueno”, porque de la mente y experiencia de los pibes “salió una gran película”.
Esta docu-ficción tiene “grandes actuaciones” y “va a dar que hablar, porque cuenta las historias del barrio” y permite generar un espacio de contención más para los jóvenes con distintas problemáticas de la zona.


 

COMPARTE