Por Florencia Abelleira

¡Por un ministerio de la mujer! ¡Perpetua en la cárcel a femicidas! ¡Basta de jueces machistas! ¡No a los estereotipos mediáticos! Fueron las consignas que gritaron mujeres y pancartas ayer al mediodía frente a Tribunales y la Corte Suprema de Justicia provincial. Más de veinte organizaciones kirchneristas organizaron una pre-marcha en La Plata para tomar las calles, para ejercer la democracia, pero también para identificar a uno de los tantos sectores machistas: la justicia.

“Jóvenes, jubiladas, estudiantes, madres, indígenas, profesionales, adultas, pobres, migrantes, niñas, solteras, campesinas, trabajadoras domésticas, trans, aborteras, casadas”, comenzó el comunicado “Unidas y organizadas” que leyeron referentes del movimiento, mujeres como Lucía García, Rosa Bru, Claudia Vásquez Haro y Florencia Saintout.

Lejos de quedarse en el hashtag “Ni una menos”, en la movilización se dejó en claro que para que se erradique la violencia hacia las mujeres es necesario un cambio cultural profundo, que deconstruya las prácticas cotidianas tanto de mujeres como de varones. “Los violentos no son solo los femicidas, y los femicidas no son violentos por amor o por enfermedad. Para que haya femicidios es necesario una cultura que tolere otras formas de violencias cotidianas y normalizadas”, leyeron.

Estaba presente el movimiento trans, el estudiantil, el trabajador, el universitario. Todos detrás de una pancarta que decía “Ni una menos. La patria es la otra”.

Pero también, el documento dejaba en claro que en esta última década, las mujeres fuimos empoderadas con herramientas y políticas públicas: “Tenemos en la actualidad un marco legal que respalda nuestra lucha, que reconoce las relaciones de poder entre hombres y mujeres, que tipifica y sanciona los diferentes tipos de violencia, que propone dispositivos de atención pero también de prevención de la violencia. Leyes y programas de avanzada que hablan de un compromiso de voluntad político e institucional de dar visibilidad y entidad a esta problemática”.

“la erradicación de la violencia contra las mujeres requiere de un profundo cambio cultural, de un accionar colectivo inmediato aunque organizado desde las instituciones, los espacios íntimos y de militancia”.

Florencia Saintout, concejal del bloque FPV Nacional y Popular hizo el cierre del acto recordando las palabras de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner: “Como dijo nuestra presidenta: ‘no tengamos miedo, va a pasar lo que ustedes quieran que pase, ustedes son los titulares de los derechos, son los empoderados’. Desde nuestro proyecto decimos que la erradicación de la violencia contra las mujeres requiere de un profundo cambio cultural, de un accionar colectivo inmediato aunque organizado desde las instituciones y también desde nuestros espacios íntimos y de militancia.”

Por su nombre

En 2014 en Argentina, una mujer fue asesinada cada 30 horas. En lo que va de 2015 se registraron más de 20 casos en todo el país. En el acto se nombraron las muertes que se cobró el femicidio este año: Valeria Borgiani, Rosa Barbieri, Andrea Castana, Karina Simoneta, Maria Eugenia Lanzetti, Gladys Britos, Irma Rodríguez, Valeria Beatriz Enríquez, María Eugenia Villafañe, Micaela González, Angelina Quinteros, Juana Galarza, Beatriz Tinte, Rocío Juárez, Chiara Páez, Jesica Muñoz, Katerina Moscoso, son sólo algunas de las víctimas.

“En la ciudad de La Plata repudiamos la violencia ejercida por el diario El Día y el diario Hoy al reproducir imágenes y relatos de revictimización de las mujeres que sufren episodios de violencia, juzgando cómo iban vestidas, con quién se juntaban. Juzgando también a nuestra presidenta por no hablar dulcemente, por contestar, por ejercer poder, por usar calzas, en definitiva, por desafiar los límites asignados para las mujeres”, finalizaron haciendo hincapié la violencia mediática que es otra de las tantas caras que tiene la violencia hacia la mujer.

[quote_recuadro]

#Niunamenos en La Plata

La concentración que se realizó ayer en Plaza Moreno, previa a la marcha frente al Congreso de la Nación, hizo oír sus reclamos frente al “ni una menos”. La consigna que se instaló luego del asesinato de Chiara Páez en Rufino, una niña de 14 años que tras quedar embarazada fue enterrada en el patio de la casa del novio, hace alusión a que ninguna otra mujer sea víctima de femicidios ni de violencia de género. A continuación algunas voces que hablan por las mujeres argentinas:

Guillermo Nano CaraGuillermo “Nano” Cara. Concejal del Frente para la Victoria Nacional y Popular.

Para el concejal el flagelo a cualquier sector de la sociedad por considerarse más vulnerable es una aberración y como sociedad hay que ejercitar un nivel de conciencia mayor. También cree que la peor aberración es la que cometen los funcionarios judiciales que son los que bregan por el ejercicio pleno de los derechos de los ciudadanos. “Cuando vemos una justicia, por ejemplo, con el caso de este infante, este chiquito totalmente estigmatizado y donde los jueces fallan con impunidad y aberración por donde se la mire, me parece genial que esta movilización tome como un punto de referencia a los Tribunales”.

-Elsa Huwiler, de Soberanía Nacional

Para Elsa la discusión tiene que centrarse en los medios de comunicación porque éstos no deberían sólo viralizar el hashtag sino deberían ir por la verdad, para que el mensaje llegue a todos los estratos de la sociedad. “Creo que la mujer en la sociedad en estos doce años ha dado un salto impresionante. Yo fui una de las fundadoras del Consejo de la Mujer de la provincia de Buenos Aires en el cual nosotros no teníamos los recursos legales ni del Estado que ahora se tienen, como un número para llamar y hacer la denuncia. Todo lo hemos ganado no solamente con la democracia, sino con un gobierno que pone al pueblo como prioridad”.

Florencia SaintoutFlorencia Saintout. Decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social y concejal del Frente para la Victoria Nacional y Popular.

Para la decana, la violencia mediática es la más invisibilizada, porque se naturaliza. “Durante todo el siglo XX los medios hegemónicos han formado parte de las instituciones centrales que crearon el estatuto de la mujer objeto, de la mujer sin derechos, de la mujer relegada al ámbito de la cocina o del mercado únicamente, como una mercancía incluso que se puede comprar y vender. Por supuesto que siempre hay otros medios, pero estoy hablando de los medios hegemónicos. Hay que ver cómo este tipo de movilizaciones va impactando en ellos porque en estos días he visto claramente aquellos que por un lado muestran a una mujer cuya existencia se relega a ser objeto de deseo de los varones y por el otro muestra el cartel de Ni una menos”.

-Claudia Vásquez Haro. Docente, investigadora y periodista. Referente LGBTI y presidenta de Otrans.

Para Claudia, el “Ni una menos” significa basta de femicidios. “Nosotras las mujeres trans decimos basta de femicidios, porque cuando matan a una mujer trans, también es un caso de femicidio”. Para ella esta movilización tiene que servir para que se apliquen las leyes en el ámbito local. “Acá en La Plata, falta una secretaria de género que aborde esta problemática de manera integral. A (el intendente Pablo) Bruera no le interesa la violencia de género, ni la diversidad sexual, por lo tanto también tenemos que reclamar la creación de estos espacios”.

Lucía GarcíaLucía García Itzigsohn. Integrante de HIJOS, feminista y periodista.

Para Lucía, como hija de desaparecidos durante la última dictadura cívico militar, se entrecruzan varias cuestiones en la convocatoria porque siente que tiene percepción de la violencia más patente que otras personas porque la historia la marcó así. “Como parte del movimiento de mujeres, para nosotras es un día histórico. Que la consigna ‘ni una menos’, que en realidad es poner en tela de juicio el femicidio, haya tomado la escena pública, esté en las calles y en los medios de comunicación, es lo que siempre aspiramos que suceda porque nosotras creemos que el cambio es cultural. Así como los hijos desnaturalizamos que los genocidas vivan entre nosotros como ciudadanos comunes, con la violencia hacia las mujeres tenemos que lograr que suceda algo similar. Hoy es el gran click para empezar a deconstruir esas cotidianidades y desnaturalizar y ponerle nombre a los violentos”.

[/quote_recuadro]

 


Relacionadas: