Por Maximiliano Ceci

“Hay personas que transforman el sol en una simple mancha amarilla, pero hay también quien hace de una simple mancha amarilla el propio sol”, dijo la diputada provincial del FpV Fernanda Raverta, parafraseando a Pablo Picasso, al reconocer al juez Carlos Rozanski como personalidad destacada de los derechos humanos en la provincia de Buenos Aires.

El mismo día en que la presidenta Cristina Fernandez inauguró el museo de la ex Esma para Justicia, la legisladora dio el puntapié inicial de la jornada “Memoria, Verdad, Justicia y ni un paso atrás para cuidar lo conquistado”, que se llevó a cabo ayer en la Cámara baja bonaerense.

En la jornada participaron representantes de Madres de Plaza de Mayo y de la Comisión Provincial por la Memoria; Hugo Yasky, titular de la CTA; Roberto Baradel, secretario general de Suteba; y la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, Mónica Macha. Durante el encuentro se pidió que la Corte Suprema “asegure a todos los trabajadores de la Justicia la necesaria seguridad personal y tranquilidad de ánimo para desempeñarse”.

Además, se solicitó que “el Ministerio de Justicia nacional ordene lo necesario en relación a las unidades penales federales en las que se encuentran alojados imputados y condenados por delitos de lesa humanidad a efectos de conocer los elementos de comunicación con que cuentan, visitas y salidas de las unidades”.

“Nosotros elegimos vivir en un país que como pueblo definimos la política de derechos humanos como estandarte de políticas de Estado”, expresó Macha (Nuevo Encuentro), al tiempo que rescató la importancia de participar de este “repudio colectivo” con un mensaje directo para quienes siguen en la lógica del terrorismo de Estado, “para que sepan que estamos organizados y que Carlos (Rozanski) sienta que está acompañado, que no lo vamos a dejar solo”.

“Todos los días recordamos y honramos a nuestros 30.000 compañeros detenidos desaparecidos, pero nos olvidamos de recordar y honrar a los sobrevivientes, aquellos que fueron detenidos, torturados, perseguidos, a los familiares que sufrieron, a los hijos que perdieron a sus padres y a todos los chicos que nacieron en cautiverio”, dijo Baradel, y agradeció estar luchando día a día junto a ellos.

“Hay que recordar a los compañeros de la década del setenta. Aquellos jóvenes, como el compañero Néstor Kirchner y Rozanski, se jugaron y pusieron el pellejo para que haya verdad, memoria y justicia en la República Argentina”, concluyó.

 

“La deuda es democratizar la Justicia”

 

“No se puede ir para adelante si no hay verdad, si no hay justicia y si no se trabaja en la memoria para que los chicos aprendan qué es lo que paso en la Argentina”, dijo Rozanski a Contexto.

“Nosotros hemos superado una etapa brutal que fue la del terrorismo de Estado y 25 años de impunidad. A eso se le dio como respuesta la memoria que se cultiva en cada escuela primaria, escuela secundaria y en los profesores”, agregó.

El magistrado citó la frase de Martin Luther King, “No me preocupa tanto la gente mala, sino el espantoso silencio de la gente buena”, mientras recordó que la gran deuda es “democratizar la Justicia”.

El recinto, colmado de militantes de organizaciones que luchan por los derechos humanos, aplaudió la labor y las palabras de Rozanski. Entre el bullicio de aplausos, Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo, levantó la voz de lucha: “Es un hijo nuestro más”.

[quote_recuadro]

Periodismo recibe a Rozanski

La Facultad de Periodismo y Comunicación Social manifestará su apoyo a Rozanski, presidente del Tribunal Oral Criminal Federal N° 1 de La Plata, tras las amenazas que sufrió luego de la sentencia contra varios represores, cuando lo reciba mañana  desde las 9hs en la sede Presidente Néstor Carlos Kirchner.

El pasado 27 de abril, Rozanski reclamó más compromiso a la Corte Suprema de Justicia de la Nación: en un escrito de doce carillas –al que accedió Contexto–, le pidió al máximo tribunal que, “en ejercicio de sus poderes implícitos y de superintendencia, brinde a todos los funcionarios que se desempeñan en el TOCF1 la necesaria seguridad personal y tranquilidad de ánimo para brindar el servicio de justicia”.

En el camino de frenar las intimidaciones, Eduardo Barcesat, patrocinador del pedido al máximo tribunal, explicó a Contexto que lo más urgente es “desarticular la organización mafiosa” que funciona en el Complejo Penitenciario Federal II de Marcos Paz (donde se aloja a los genocidas condenados), donde “todos estos detenidos por crímenes de lesa humanidad forman una especie de cofradía”.

[/quote_recuadro]