Por Maximiliano Ceci

El comandante Marcos estuvo sentado por más de tres horas en la sala de espera de la CNN. Lucila Gallino lo miraba a través de un vidrio y vio cómo lo invitaron a retirarse mientras le negaban una entrevista. Hasta ese día, creía que para ser periodista necesitaba estudiar en Estados Unidos. La decepción la arrojó al “patio trasero de América”. Las coberturas de las campañas electorales de Chávez en Venezuela conectaron a la periodista con la realidad y el compromiso de la Patria Grande. En 2005, realizó el documental Factor CH sobre el proceso venezolano y la revolución bolivariana. “Es una consonante revolucionaria”, dice. El devenir de este proceso latinoamericano decantó en Factor Evo: despertar hoy en Bolivia, el documental que se presenta el lunes en el Auditorio de la Cámara de Diputados de la Nación en el marco del 5° Festival Internacional de Cine Político, y que culminará con una disertación del Embajador del Estado Plurinacional de Bolivia, Liborio Flores, y la escritora Stella Calloni, entre otros.

El documental describe cómo es “despertar hoy en Bolivia”, cuando Evo Morales, primer presidente indígena, asume su tercer mandato consecutivo. A través de 24 minutos de entrevistas, Gallino pone sobre la mesa cuál es el “factor” que cambió las reglas de juego en el país y en la región. “Es una revolución del pueblo con rostro indígena, cerebro indígena y manos indígenas”, cuenta en la película Idon Chivi Vargas, viceministro de Descolonización. Y de eso va el film.

 

¿Qué representa el paradigma boliviano de “Vivir bien”?

Evo es el nuevo referente de este paradigma que tiene que ver con cómo nos paramos frente al mundo y en la región en que vivimos. Históricamente nos sentimos avergonzados por pertenecer a esta parte del mundo, y hoy nos paramos en un lugar donde no hay guerra ni problemas multiétnicos. Esto se proclama en los encuentros de diversas organizaciones mundiales que ven a la región como un lugar blindado de paz.

Tiene que ver con las conquistas. Como dice Galeano: “La conquista aún continúa”. Hace doscientos años que proclamamos la independencia y la conquista continúa. Evo Morales dice “Vivir bien” y no “Vivir mejor”, como dice (Mauricio) Macri. No es una creación de Evo, sino una manera de concebir el mundo desde la solidaridad, la comprensión desde donde nos paramos en el mundo, no sólo de Latinoamérica, sino de los problemas ecológicos y multiplicidad de guerras.

¿Qué trasmite Evo al frente del Gobierno?

Al final del documental hay una entrevista exclusiva. “Nosotros no estamos acá para hacer negocios, sino para servir al pueblo”, dice. El gobierno transmite rigurosidad y seriedad y un esfuerzo de trabajo enorme. Lo he visto en alguno de los lugares que he viajado. En Venezuela, vos ibas a la casa de gobierno y a Chávez no le podían seguir el ritmo. Con Evo pasa lo mismo. Se levanta a las 5 o 6 de la mañana y se va a dormir a la una. Yo intente seguirlo durante una semana y terminas agotado. Lo ves en sus colaboradores y ministros. Son personas que históricamente vivieron así. No es desde que son presidentes y empiezan a trabajar esa cantidad de horas, sino que desde chicos tienen ese ritmo. Un tipo que no tiene excentricidades, que desde chico ha vivido en una casa de adobe como es el caso de Lula o Chávez.

Me llamó la atención que se siga manejando con esa humildad, con ese agradecimiento. Es un gran empresario del Estado. Todo el tiempo está generando negocios para que el gobierno tenga más rentabilidad para el pueblo. Ha crecido la capacidad de invertir en educación y salud. Fue así que con empresas alemanas hicieron el teleférico más alto del mundo en La Paz. Los empresarios destacaron que las obras se hicieron en tiempo record porque se respetaron los pagos y la plata como se había acordado. No tuvieron problema como en otros países que desaparece parte del presupuesto para pagar coimas.

¿Qué momento recordás junto a Evo?

El 12 de octubre de 2012 en Villa Cunari se votó por la legalización de la planta de coca. Junto con un grupo de treinta periodistas cenamos en Cochabamba con gente del Gobierno y nos dijeron que a la mañana siguiente nos pasaría a buscar el Presidente para que lo acompañemos a votar. Algunos periodistas salieron de noche, otros se fueron en parejitas. Muchos se quedaron dormidos, así que no estábamos todos a las seis de la mañana como nos habían pedido. Cuando me levanté, vi que había una persona parada al lado del auto y pensé que era el chofer. Salí y me encontré con Evo, parado bajo el sol, esperándonos con su mejor sonrisa. Estuvo quince minutos afuera sin molestarse. Le había pedido al custodio que lo deje solo.

[quote_recuadro]

Factor Evo: Despertar hoy en Bolivia.

Factor Evo despertar en BoliviaLa película se presentará el lunes 11 de mayo en el 5° Festival Internacional de Cine Político. La cita es a las 18,30hs en el Auditorio de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, en Avenida Rivadavia Nº 1865. Luego de la proyección disertarán el Embajador del Estado Plurinacional de Bolivia, Liborio Flores; la escritora Stella Calloni; el politólogo Atilio Borón, el diputado Edgardo De Petri y el presidente de Bolivia TV, Gustavo Portocarrero.

[/quote_recuadro]