El día que Juan Irio conoció a Lautaro Barceló fue hace tan sólo unos años, cuando escuchó una de sus canciones por la radio. “Lo primero que pensé fue que era una canción mía que por alguna extraña razón no había grabado ni tocado jamás”, recuerda Irio, que después de esa breve nebulosa le escribió a Barceló para transmitirle la rara sensación de escucharse a través de alguien que él ni siquiera conocía. Por ese entonces, Irio tocaba en Thes Siniestros y Barceló rebotaba intermitentemente en una cantidad casi inabarcable de proyectos, entre Miro y su Fabulosa Orquesta de Juguete, Orquesta de Perros, Canto el cuerpo eléctrico y seguro que alguno más. Pero no fue hasta el año pasado -cuando Irio rompió con Siniestros y se puso a desarrollar El ideal de lo común, su primer disco solista-, que los dos confluyeron en un mismo lugar.

“Ya me sentía muy identificado con lo que él transmitía, pero grabando en su disco me di cuenta que compartíamos un lenguaje”, dice Barceló, que a principios de 2015 soltó en solitario “Los meses”, uno de los temas del año compartido junto a Jorge Serrano de Los Auténticos Decadentes. Ahora, junto a dos jóvenes músicos de 17 años -Gregorio “Goyo” Jauregui en batería, cantante de Muerte al Tío Cosa, y Alejo Klimavicius en guitarra, de Fus Delei-, el dúo lidera El Estrellero, un grupo de canciones pop-rock, garage y rockabilly, que debutó el sábado pasado en Pura Vida con un show energético, sostenido por una sólida base rítmica, guitarras al frente y tres voces. “Tenemos una forma de componer que a veces es esquiva a definiciones rígidas y deja en off side a determinados rótulos predefinidos para la canción”, aclara Irio. “En las reseñas me imagino que alguien podría pensarnos dentro del powerpop psicodélico”.

¿Existió alguna premisa inicial a la hora de empezar a tocar?

Irio: En realidad no soy de sentarme a pensar qué es lo que quiero hacer, sino que voy haciendo lo que me sale, lejos de emular lo que está sonando ahora, de escenas o pandillas, sino más bien lo contrario. Creo que con Lautaro nos pusimos de acuerdo en lo que teníamos entre manos recién cuando nos juntamos a tocar canciones, escuchando lo que había en común y lo que podía nacer de los dos.

¿Ya empezaron a componer juntos?

Barceló: Hay un tema que puede llevar la firma de ambos, “Pobre Corazón”. Compusimos una parte cada uno. Seguramente surjan más así. Hoy voy a llevar un tema al ensayo para que cante Juan. En la sala se intervienen mucho las canciones. Mientras más mano metan todos, mejor. No tenemos problema en proponer inversión de estrofa-estribillo, repeticiones, parte extra. De hecho, aprovechamos unos ensayos que Juan no vino para robarle un estribillo y dejarle un solo a Alejo.

Barceló, en algún momento dijiste que te sentías desanimado con el hecho de tocar en vivo. ¿Qué cambió?

Barceló: El entusiasmo está volviendo, no solamente con El Estrellero. También disfruté mucho los otros días tocando solo. De todos modos, está directamente relacionado con que la banda me da una confianza y una constancia de laburo que me hacen apreciar mi obra y apreciar-me. Saber que estamos trabajando a full y sólo nos resta mejorar, me provoca absoluta paz. Parece un forrada, pero también las palmadas en la espalda y las buenas palabras de amigos y público me ayudan un montón. Aunque siempre le encuentro el pelo al huevo y vuelvo a mortificarme por nada. También ahí, en ese inconformismo, hallo mi emblema y poder de construcción.

Juan, después de tantos años con los Siniestros, ¿qué estás buscando ahora?

Irio: Busco divertirme, algo que había dejado de sentir con Thes Siniestros; y que haya intereses compartidos en la búsqueda. Es la primera vez que comparto a la par de alguien la composición de las canciones y la poética, lo que ya me plantea un escenario distinto. En Thes Siniestros yo podía definir el rumbo porque la poética nacía en mí. Ahora tengo que acoplarme a otra lírica, a otra forma de expresar la música, algo que no es nada fácil cuando no estás acostumbrado. Por ahí en eso esté la diversión que busco, la verdadera razón de ser de El Estrellero.

El Estrellero en vivo en Filosofía Zombi (FM Provincia) haciendo “Conoce su poder”: