Por José Welschinger

Hace 33 años, cuando todavía era una dependencia del Regimiento 7 de Infantería, los jóvenes partían de a miles desde 19 y 51 para ir a la guerra. La noche del sábado, sobre el mismo suelo, la primera radio universitaria festejó sus 91 años con la inauguración de Observatorio 107.5, un evento cultural en el sentido amplio de la palabra: en el que no faltaron bandas, discos, fotos y libros.

Alrededor de las 17hs, cientos de jóvenes se acercaron al centro cultural de Plaza Islas Malvinas para disfrutar de la propuesta. La tarde, que rápidamente se convirtió en una apacible noche, fue armonizada por la música tranquila de las bandas que están sonando en la ciudad de las diagonales: Los Viernes fue la encargada de recibir a la concurrencia, luego vino Magos Galácticos en el patio interno del Malvinas, y a su término se sucedieron Lautaro Barceló, Los Bluyines y la banda de Teo Caminos.

La sala Zoom del centro cultural estaba constantemente ocupada por los jóvenes que recorrían la muestra fotográfica “Invitados para la Foto”, de Ariel Valeri, en la que se exponía una serie de capturas que retratan personajes y escenas de la música platense. A metros de la entrada de la sala estaba el stand de discos, típico de los eventos de Radio Universidad, en el que podía encontrarse una amplia variedad de títulos grabados por bandas independientes de la ciudad.

En la sala Microcine, mientras las bandas probaban sonido, se presentaron los libros “Vendiendo a Inglaterra por una libra”, de Norberto Cambiasso, acerca de la historia y los devenires del rock progresivo; y “Cemento: el semillero del rock”, en el que Nicolás Igarzábal reunió importantes testimonios para emprender una introspectiva por el mítico antro porteño en el que sonaron las bandas más emblemáticas de las últimas décadas.

Aunque en su mayoría juvenil, el público también estaba conformado por familias y vecinos que disfrutaban de la tarde en la plaza. Entre ellos caminaba el legendario Pepe Fenton, bajista en la formación original de Patricio Rey.

Gabriel Morini, director de Radio Universidad, comentó al respecto de la iniciativa: “Quisimos hacer algo que reflejara la manera de ser de la radio: para nosotros, Universidad es una señal alterativa, que generó una alteración en el éter cuando se metió a hacer algo distinto entre lo que se acostumbraba conocer como radio, alterando la estructura y el sentido comercial de las radios privadas, y también la lógica de radios estatales que funcionaban con un paradigma similar”.

“Hoy -continuó Morini-, después de algún tiempo, estamos viendo cómo esa manera de ser de Universidad pudo llegar a la audiencia, y además notamos la influencia que tuvimos sobre muchas de las radios que están surgiendo ahora en la ciudad”.

Luego explicó: “Armamos este evento pensando en la radio; la idea es observar, poner el telescopio para acortar la distancia. Por eso organizamos la muestra de fotos y la presentación de los libros con las charlas, porque la radio no es nada más que música y voces sonando. Todo esto mientras el evento sale transmitido por la radio en vivo, por medio de la FM para toda la región, y por medio de Internet para todo el mundo”.

“Somos una radio que se vincula permanentemente con sus artistas, con su cultura popular, con lo que sucede en nuestro pueblo -prosiguió Gabriel Morini-. Radio Universidad es la primera radio universitaria del mundo. Hace poquito cumplimos 91 años. Así que de alguna manera tenemos la obligación de salir a la calle, para permitirle al público que construímos día a día encontrarse con nosotros: esa es nuestra búsqueda”. Y concluyó: “Creo que no somos la radio más vieja, sino la primera, la señera: me gusta pensar que vamos marcando el camino. La idea es mantener ese cambio permanente, siempre sabiendo quiénes somos”.

Sobre las 21hs, el cierre del evento estuvo a cargo de Mostruo. La icónica banda platense despidió al público con algunas de sus nuevas canciones, aumentando los decibeles y dejando la noche en su punto álgido de intesidad.


Relacionadas:

FM Universidad festeja con música y todo lo demás