Por Florencia Abelleira

Siempre hay algo más para decir. Una historia para ordenar, determinados hechos que esclarecer, emociones por despertar, y el regocijo de un futuro más justo. La vida mía es un documental sobre una porción de la vida de Ana Laura Mercader, hija de desaparecidos en la última dictadura militar, que reconstruye los momentos más importantes que vivió Ana en la búsqueda de su historia para declarar en el Juicio por el Circuito Camps a principios de 2012.

El 10 de febrero de 1977, un grupo de militares secuestraron a Mario Mercader y a Anahí Silvia Fernández en su casa de Tolosa y dejaron a sus dos hijas pequeñas llorando en la calle. Un vecino las hospedó en su casa hasta que las abuelas vinieron a buscarlas, a llevárselas para criarlas. Pero muchos años después, cuando la democracia hacía rato que se había reinstalado en Argentina, a Ana Laura le tocó declarar frente a la justicia para lograr la condena de dieciséis represores, y vivir como una militante de H.I.J.O.S. la dicha de sentir que sus hijos no caminarán más en la calle sabiendo que el asesino de sus abuelos está suelto.

“Esta producción habilita a la comunicación popular, a poder mostrar una historia desde un lugar más sensible. Es mi historia, es chiquita para un contexto social, pero es parte de toda una construcción colectiva”, dijo Ana Laura Mercader a Contexto.

La vida mía, de Valeria Guariste y Martín Bruzzone, recorre los momentos más importantes de Ana Laura como hija de desaparecidos. Una visita al Equipo Argentino de Antropología Forense, un homenaje en el mausoleo de la Memoria en el cementerio de La Plata, un recorrido por la casa en la que nació.

“Claramente no somos los mismos después de haber hecho esta producción. Fueron fuertes las cosas que vivimos con Ana, como encontrarte con que en la casa donde secuestraron a sus viejos ahora vive el hijo de un militar, que al parecer es una casualidad siniestra de la vida”, contó Martín Bruzzone.

Documental La Vida Mía, de Valeria Guariste y Martín Bruzzone. (Foto: Fabián Aguilar)
Documental La Vida Mía, de Valeria Guariste y Martín Bruzzone. (Foto: Fabián Aguilar)

El documental, que tiene una duración aproximada de 45 minutos, fue montado y postproducido por el fotógrafo Pablo Bruzzone. En total les llevó tres años realizarlo y fue un trabajo hecho totalmente a pulmón. “Gestionamos todo prácticamente sin recursos y siempre hubo alguien que nos dio una mano de forma desinteresada, con equipos, con tiempo, con material, con consejos”, contó el realizador.

El estreno se llevó a cabo el jueves por la noche en la Asociación de Docentes de la Universidad de La Plata (Adulp) frente a familiares y amigos de los realizadores y de Ana Mercader. Pero pronto estará al alcance de cualquiera que desee verlo, vía Internet, a través de las redes sociales. Valeria Guariste aclaró que “la idea es democratizar el documental, facilitar el acceso y hacer que circule”.

Ahora Ana Mercader es más feliz, como confiesa frente a cámara. “Hacer este recorrido y verlo ahora plasmado en el documental significó por sobre todas las cosas hacer más tangible la historia para mí y para mis hijos. Y es importante para ordenar, para organizar en la vida de uno dónde va cada cosa. Mi mamá y mi papá están acá y en el resto de mi vida pasan otras cosas, por eso poder ordenar para tener una vida más feliz”.


Relacionadas: