La muestra “Malvinas 2012: fotos de viaje”, junto a la exposición “Malvinas, pueblos originarios”, se inaugurará hoy a las 11:00hs en la galería Ricardo Carpani del tercer piso de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP, que recorre los paisajes naturales de las islas, como también los restos aún latentes del conflicto bélico.

Restos de helicópteros destruidos y fusiles abandonados como fósiles de la historia, cartuchos de balas perdidos entre rocas y pasto, forman parte de los registros visuales que el sociólogo y fotógrafo Pablo La Ferrara expone en la muestra que comienza. El ciclo está organizado por el Centro Universitario de Cultura y Arte –CUCA– de la facultad dirigida por Florencia Saintout.

“La muestra va directamente en línea con lo propuesto por el Gobierno nacional en la temática Malvinas, es decir, con la noción de que Malvinas no debe ser militarizada; inclusive en sus temáticas”, expresó Luciano Altamirano, miembro del CUCA.

“La idea es retomar la lucha histórica en torno al concepto de soberanía. La historia de Malvinas va más allá de la guerra impulsada por la dictadura, y superar la representación del aspecto bélico en las islas.”

Cada foto, ampliada en formato de gigantografía, está acompañada por un epígrafe que pone en contexto la imagen, a través de datos y reflexiones, en la sede del Bosque.

“Para nosotros, Malvinas es una causa que necesita ser resuelta, y que debe volver a la órbita del territorio nacional. Por eso, desde la Facultad se busca instalar esta discusión y despojarla de una guerra de tres meses, dentro de más de 150 de años de reclamo sobre esas tierras”, explicó Altamirano.

“Los aviones de guerra sobrevuelan las islas todo el tiempo mientras las fragatas vigilan la costa. Las playas de arena blanca sólo están habitadas por pequeñas aves cuyo peso no alcanza para detonar las minas enterradas hace treinta años”, expresa un texto firmado por el fotógrafo Pablo La Ferrara, que sirve de presentación al recorrido visual por los escombros vigentes de un pasado de pólvora y frío.

Desde la rigidez fría de las tumbas del cementerio de Darwin, pasando por caminos alambrados y cercados al acceso público, las imágenes se presentan como postales estridentes de un territorio cautivo; un fragmento de la Argentina, lleno de belleza natural y vida, que aún espera ser liberado de su captura.

La muestra “Malvinas 2012: fotos de viaje”, además, incluirá una exposición sobre pueblos originarios en el marco histórico de las Islas, aspecto que se conecta con la figura emblemática del gaucho Antonio Rivero.