Por Leandro Gianello

La Comisión Bicameral de Control de los objetivos establecidos en la Reconstrucción de la Región Capital emitió en marzo un informe de situación de las obras y los montos que el Estado nacional transfirió para ejecutar los trabajos hidráulicos necesarios en la zona de La Plata y alrededores.

El presupuesto que el Gobierno derivó a la provincia para la realización de infraestructuras que apuntalen un nuevo esquema de contingencia ante probables inundaciones en la región ha sido ejecutado hasta el momento en casi un 25%.

El presidente de la Comisión, el senador provincial por el Frente Para la Victoria Luciano Martini, expresó que “el informe tiene como objeto dar cuenta del estado de situación de cada una de las etapas de la obra” que se vienen realizando en la ciudad de La Plata con el dinero destinado por nación.

Los trabajos abarcan tareas de estabilización de márgenes, limpieza y rectificación de algunos tramos de las cuencas de los arroyos de mayor caudal, además de la construcción de derivadores en avenidas principales, adecuación de los arroyos urbanos y periféricos que se constituyen en afluentes y una serie de desagües pluviales.

Recientemente, el municipio de la ciudad de La Plata publicó en su periódico de distribución gratuita una reseña de lo realizado hasta ahora en cuanto a obras hidráulicas, omitiendo que el aporte principal provino del Gobierno nacional y mezclándolo con trabajos que se hacen mediante la gestión vecinal del presupuesto participativo, como es el asfalto y los cordones cunetas.

Si bien la Municipalidad de La Plata ha colaborado con algunas obras, el grueso de los trabajos se realizan gracias a un fondo específico que se aprobó en la legislatura y el senado provincial el año pasado mediante el aval político de la presidenta Cristina Kirchner.

En realidad, el Plan Maestro de Obras Hidráulicas que se está llevando a cabo gracias al dinero del Ministerio de Planificación Federal fue diseñado por la Dirección de Hidráulica del Ministerio de Infraestructura de la provincia de Buenos Aires, basándose en estudios de la Universidad Nacional de La Plata.

La suma total que se derivó a la provincia a través de la ley provincial 14.527, aprobada en octubre de 2014, es de 1.973 millones de pesos para todas las obras hidráulicas recomendadas por estudios de la Facultad de Ingeniería de la UNLP, de los cuales se ejecutaron 552 millones hasta marzo pasado.

Por otra parte, 400 millones de pesos por fuera de este monto, están destinados a la relocalización de los pobladores que habitan los márgenes del Arroyo del Gato en un plan de 444 viviendas permanentes y 120 provisorias que ya comenzaron a construirse y entregarse en zonas fuera de peligro.

Las sumas destinadas provienen del Fonplata y del Plan Federal de Urbanización de Villas y Asentamientos Precarios, e incluye obras de relleno de todo el predio en donde se construirá el barrio, más la infraestructura de servicios básicos como red de agua potable, cloacas, electricidad y calles.

El nuevo barrio, que según los cálculos oficiales podría estar terminado en septiembre, albergará a casi dos mil personas.

Este traslado de los habitantes asentados irregularmente en las cuencas es una condición fundamental para poder avanzar con el ensanchamiento de los cursos de agua en sus puntos más críticos, un hecho que significa el acceso a la vivienda digna y una mejora de la calidad de vida para sectores desprotegidos.

El despeje de la vera de los arroyos y el hormigonado de algunos tramos permitirá ampliar el cauce para aumentar el caudal de agua escurrida por todos los afluentes en el caso eventual de una precipitación similar a la del 2 de abril de 2013.

El ensanchamiento y mejoramiento de la cuenca del Arrollo del Gato implica un trabajo en toda su extensión urbana, que va de los 15 metros en la Avenida 143 hasta los 60 metros de ancho en la desembocadura en el Río de la Plata. Para esta etapa de obras en el arroyo, se han invertido 290 millones de pesos de un presupuesto que supera los 900 millones.

Estos trabajos se complementan con la construcción del derivador de Avenida 31, una obra de 300 millones de pesos que permitirá interconectar el sistema, canalizando el agua de lluvia proveniente del Arroyo Regimiento a través de un conducto subterráneo.

Asimismo, 200 millones se destinan al derivador de la Avenida 143, que encausará el excedente de agua del brazo norte del Arroyo Pérez hacia El Gato, complementando además los trabajos propuestos para la otra parte de la ciudad, sobre la cuenca del Arroyo Maldonado, que escurre por Villa Elvira.

Por otro lado, se avanza en diferentes etapas con la adecuación de todo el sistema hídrico de la zona norte de la ciudad, centralizadas en Ringuelet, Gonnet, City Bell y Villa Elisa, ejecutándose obras de limpieza y canalización por casi 140 millones de pesos en los arroyos Rodríguez, Don Carlos, Carnaval y Martín.

Finalmente, la llamada Cuenca Watzerborn, un sumidero natural en el límite entre La Plata y Berisso, será objeto de saneamiento hidráulico para restablecer las condiciones de drenaje que existían antes del proceso de urbanización que experimentó los últimos años.

También, el informe de la Comisión detalla que, gracias al aporte monetario del Gobierno nacional, se encuentran en ejecución obras hidráulicas y desagües pluviales en Villa Dietri, Barrio Universitario y la llamada Cuenca del Zoológico.