Por Juan Guzman (desde Jujuy)

¿Quién no se estremece de horror al ver en la historia tantos tormentos espantosos e inútiles?, se pregunta Michel Foucault en Vigilar y Castigar, cuando reflexiona sobre los castigos durante el siglo XVIII. La pregunta bien puede trasladarse a San Salvador de Jujuy cuando asistimos a una escalada de violencia contra el representante del Ministerio Público Fiscal en la provincia, Pablo Miguel Pelazzo. Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos de Jujuy expresaron su total y enérgico repudio a la agresión física que Palazzo sufrió el sábado a la noche. Fueron golpes e insultos que forman parte de una organizada red de desprestigio que se viene tejiendo en su contra.

En palabras de Madres y Familiares, no es posible soportar ataques por parte de individuos que “enceguecidos por la última resolución de la Cámara de Casación, que benefició con la falta de mérito a Blaquier, dirimen sus diferencias mediante pintadas injuriosas, amenazas e insultos y agresiones hacia un Fiscal Federal que no hace más que cumplir con su labor de impulsar e investigar los delitos de lesa humanidad en nuestra provincia”.

Según el periódico digital El Submarino de Jujuy, los agresores fueron reconocidos como Adrián Milkin y Santiago Seillant, ambos ligados al Sindicato de Empleados y Obreros Municipales (Seom), que conduce Carlos Santillán, quien está también vinculado con la Comisión de Derechos Humanos ligada a la Municipalidad de San Salvador de Jujuy.

Tras el fallo de la Cámara de Casación que benefició a Carlos Blaquier, “estos sectores descontentos” (como los caracterizan Madres y Familiares), acusaron a Pelazzo por esa situación. Luego de las pintadas injuriosas en su contra en la Fiscalía Federal N° 1 de Jujuy y en cercanías del Tribunal Oral Federal, sobrevino la agresión física. Se trata de una organizada red. Dice Max Weber que los actores eligen conscientemente posibles maneras de actuar que se adecuen para lograr una finalidad propuesta, y para esta finalidad se seleccionarán los medios que consideren necesarios. Los organismos de derechos humanos, que reivindican el actuar del fiscal de la causa, sostienen que “estos hechos resultan funcionales a la derecha golpista que están empeñados en imponer la impunidad”.

 

[quote_recuadro]

El juego de la derecha

El ex fiscal de la causa Blaquier, Pablo Pelazzo, que fue entrevistado por este diario digital la semana pasada, fue agredido a la salida del bar Vieja Violeta de la Ciudad de San Salvador de Jujuy. Fue golpeado él y un amigo. Los agresores, ambos militantes del gremio municipal que responde al Perro Santillán, dirigente relacionado con el PCR, lo golpearon con una botella. Como la policía no acudió al lugar, volvieron a golpearlos. Sólo cuando los agresores se retiraban apareció un patrullero policial de la provincia de Jujuy.

No es la primera vez que un sector político que supo engrosar las filas del lopezreguismo se ubica claramente a la derecha junto con los sectores reaccionarios, que no sólo rechazan la auténtica lucha por la memoria, la verdad y la justicia (René Salamanca sentirá vergüenza), sino que también toman la misma posición que Carlos Pagni del diario La Nación y alertan sobre el “imperialismo chino” por los acuerdos que el Gobierno nacional realiza con la República Popular China. Contexto se solidariza con Pablo Pelazzo y pide justicia frente a este lamentable hecho.

Flavio Rapisardi

[/quote_recuadro]