La Municipalidad de La Plata anunció ayer que clausuró la empresa Contenedores Rodríguez por volcar productos en la cantera de Hernández. Pero en medio de tanto humo, del real y del otro, los vecinos volvieron reclamar una solución y reiteraron sus denuncias contra la gestión de Pablo Bruera.

Como casi todos los días desde que comenzó a arder la basura acumulada en el predio de 31 y 514, en la tarde noche del viernes realizaron un nuevo corte de calle.

La convocatoria sirvió para confirmar la continuidad del plan de lucha con una manifestación el lunes en la puerta de la Municipalidad. “La idea es lograr que el intendente y los concejales firmen un compromiso de que van a solucionar esto”, relató a contexto Ricardo Zamorano.

Zamorano recordó que la cantera estaba clausurada pero que se abrió de hecho a partir del 2 de abril del 2013 tras la trágica inundación. El lote se usó de manera extraordinaria –y los vecinos lo entendieron- para tirar las toneladas de restos y escombros. Pero después vino el aprovechamiento.

En el Concejo Deliberante ya hay ediles que comenzaron a presionar al Ejecutivo para conseguir una respuesta. Guillermo “Nano” Cara, del bloque Frente Para la Victoria-Nacional y Popular, explicó que su bancada presentó tres proyectos de relacionados con la cantera.

“En primer lugar, solicitamos al Ejecutivo el saneamiento de la cantera, ya que rige una clausura por parte de la Provincia. También pedimos que se realice un estudio de impacto ambiental en la zona, y además presentamos un pedido de informe sobre el incendio propiamente dicho, porque es importante también conocer las causas que lo originaron, para prevenir otros en el futuro o tomar las medidas pertinentes”, enumeró Cara a contexto.

“El Estado debe controlar el espacio verde. No es la primera vez que hay problemas con la basura en la ciudad de la plata y el intendente tiene la responsabilidad por falta de control. Es una situación acuciante por la proliferación de los basurales en la periferia de La Plata”, subrayó el edil.

A pesar de las amenazas

La protesta se mantuvo a pesar de que el jueves “un auto negro sin patente pasó por el corte y realizó tiros al aire”, relató en una radio local Juan Blanco. Ese es uno de los episodios intimidatorios que denuncian los vecinos de Hernández desde que el humo de la basura ardiente de la cantera los llevó a protestar en público.

Algunos de esos episodios los relataron otros vecinos en la reunión que se realizó en el Centro de Fomento Social y Deportivo José Hernández, para buscar una salida al problema. Allí un vecino habló de aprietes y amenazas hacia quienes participan de las convocatorias.

Esta vez, los que participaron lo hicieron con pancartas y con barbijos, para dar cuenta de la situación de urgencia que les toca vivir, cubiertos por un denso humo blanco que cubre el barrio y se mete en las casas.

En las últimas horas también se conoció que niños y adultos debieron recurrir a un médico por la irritación de en los ojos, y que, en más de un caso, el consejo fue retirar de esa zona a los menores de edad.

A ese cuadro hay que sumarle un olor nauseabundo que comenzó a liberarse con el avance del fuego, algo que nunca había sucedido en los casi ocho años que la cantera es usada como basural.

De la convocatoria también participó el Movimiento Evita, que mantiene un trabajo territorial con la gente que vive justo enfrente del predio. “No tienen acceso al agua potable, no tiene luz, y ahora se suma esto”, relató Viviana Pereyra, una de las coordinadoras de ese espacio.

“Los vecinos no contaron que los camiones con la leyenda ‘Ciudad Limpia’ entraban por 514 y descargaban allí residuos sólidos urbanos”, que está prohibido por una ordenanza vigente, que busca evitar la proliferación de basurales a cielo abierto.


Relacionadas: